Archivo de la categoría: Personal

La música de nillo86

Nota: Este post se sale del habitual análisis de tendencias de promoción de artistas en la web. En su lugar, os invito a que se conozca un poco mejor, mi faceta saxofonista.

Se supone que un blog se diferencia de los medios tradicionales entre otras cosas por permitir al autor expresarse en primera persona. A mí me llena de vergüenza mostrar mi lado artístico, pero huir de mi yo musical sería contradictorio a tener un blog que persigue unir fans con artistas.

El pasado sábado actué en el Lichtblicke festival en Düsseldorf. Dejo testimonio de mi grupo, el evento, y mis siempre mejorables soplos por el saxofón. Una pena que el tiempo no acompanara, lo que tiene la meteorología por estos lares.

The Commitments – Mustang Sally

Long Train Running


 
y una joya de cantante, Sonja, que se nos marcha del grupo. Quién se atreve a decir que Sonja no triunfaría en los grandes escenarios!

Mi música en Retromusica

Creo que mi debilidad por la música es evidente, la llevo en los genes. De vez en cuando me he aventurado a escribir algo sobre música en este blog, pero creo que invita a la confusión del tema a tratar aquí: analizar el panorama de la industria musical, especialmente emocionante en los tiempos que corren para todos los involucrados, ya sean fans, músicos, distribuidores, productores, o managers de giras. Nunca he sido una persona muy centrada, pero me voy a aplicar al esDiferente.eu.

DJSanRoman me ha ofrecido una vía de escape a esta inquietud, y ahora publico en su otro blog Retromusica, donde colaboran otros muchos editores. Disfruto mucho haciéndolo, así como trabanando con DJSanRoman. Que esto sólo sea el principio de una gran etapa!

IndianSafran, una joya

Para un chico, regalar una joyita a su chica es tarea difícil y, en ocasiones, un tanto odiada. Nos obligan a meter la nariz en un mercado que desconocemos, caro, y hoy por hoy intervenido por las marcas. Es difícil encontrar joyas originales, sencillas pero con estilo, a precio asequible, y que se aleje de lo hortera. Sara, mi mujer, cree que la oferta de joyería en España, y también en Europa, está condicionada por estas restricciones.

En este viaje a la India, conocimos a gente del sector, y Sara se lanzó a importarlas y venderlas como lo que son: oro y piedras, sencillas, que sacan a relucir sobretodo la pureza de la piedra, y a precios asequibles. En joyas de marcas, llegamos a pagar fácilmente cinco veces más de lo que realmente cuestan su elaboración y materias primas.

Os animo a echar un vistazo a su catálogo y, si os interesa, poneros en contacto con ella. A través de su blog conoceréis además su peculiar visión del mundo de las joyas. Bella por su sencillez.

Ah! y el lunes, hará showroom en este bar delicioso en Madrid. Quien se quiera pasar, invitado queda. Y deja de sufrir para buscar el regalo ideal para tu chica!

de parte de Frank Zappa: una de Paco de Lucía, una de Chick Corea

Paco de Luc�a Me enganché al flamenco en mi estancia en Edimburgo, en el año 1998. Por entonces, el flamenco se tenía como una música atrasada, no guai. En la España de los 80 sólo se valoraban los modenismos, traidos a la música, generalmente de la mano del Rock.

Desde finales de los años 70, y tras su experiencias con John McLaughlin, Al Dimeola, y Chick Corea, Paco de Lucía revolucionaba el flamenco mediante la introducción de armonías y nuevos modos musicales. Hasta la fecha, la música flamenca era 99,8% ritmo (por decir algo) , decorado con sólo un poco de movimiento armónico alrededor de los modos mayores y dórico. Mientras tanto, los hermanos Rafael y Raimundo Amador, comandaban su revolución del flamenco mezclándola con el blues y Rock&Roll.Chick Corea

Los temas Zyriab de Paco de Lucía, y Spain de Chick Corea (podéis escucharlos pinchando en el enlace), son una gran expresión de lo que aconteció. Canciones que rompen las estructuras tradicionales porque la melodía pide seguir creciendo, y el autor le concede el albedrío. Canciones cuya inspiración no da lugar a la metodología. Frank Zappa lo cuenta en su autobiografía. Aborrecía recurrir a estructuras 4/4, y a turnarounds convencionales como II- V7 IMaj, le parecía de gente aburrida y con falta de inspiración. Siempre admiré a los músicos que le interpretaron sus piezas.

Es frecuente que los temas más bellos, prescindan de estructuras familares que facilitan su escucha y la repetición de secciones. La inspiración no les dará cabida.

Quiero aprender a tocar el saxo

Saxo

Hoy, mi amigo Juan Gamba, me escribía un email preguntándome consejos para aprender a tocar el saxo. Me ha sorprendido, no sólo en lo personal, sino porque a mí me parece una idea de locos, aun consciente de ahogar ilusiones diciendo esto.

Como diría Leopoldo, la razón estriba en:

– Un instrumento musical es muy esclavo. Si la disciplina de hacer footing todos los días nos cansa, pues esto no va a ser menos. Todos los días, sí, y los primeros años, sonará como una bocina, es decir, poco gratificante. Echémosle como poco 3 años para que suene a algo (salvo honrosas excepciones)

– La recompensa llega tarde. Se tarda mucho en formar un sonido bonito cuando se trata de un instrumento de viento. Esto no es una guitarra, que a los 14 años de edad, con un acorde en La menor, y otro en Do mayor, era suficiente para ligarte a alguna chiquilla, y que pareciese sonar a una canción de pop decente.

– Un viento es unísono. Unísono quiere decir que estás solo, y que tus meteduras de pata no se pueden disfrazar, como por ejemplo en la guitarra eléctrica. Además, el saxo sin acompañamiento, puede saber como lechuga sin aderezo.

– Un instrumento musical no es más que el ejecutor que la música que llevamos dentro. O, lo que es lo mismo, sólo podremos tocar lo que sabemos cantar. Es decir, que aprender a tocar un instrumento sin saber cantar (ojo, no es obligatorio tener una bonita voz) es como querer escribir sin tener nada que contar.

– Saber cantar lleva tiempo. Puedes aprender esto primero, y luego lanzarte a la aventura de tocar un instrumento.

– La música es un 80% ritmo, y probablemente me quedo corto. El ritmo lo puedes practicar en casa, y también antes de realizar la costosa inversión de comprar el instrumento.

Dicho esto, los consejos para aprender a tocar un instrumento serían:

– Aprende las canciones que más te gusten, las más sencillas. Aprende a cantarlas, grábate y escúchate. Primero con su acompañamiento, y luego tú solo (con esto comprobarás que efectivamente eres capaz de llevar el ritmo)

– Usa el intermitente como metrónomo cuando estés en un atasco. Trata de dar palmas a la vez que él, y luego a la contra, luego tríos, luego cuatros, etc.

– No está de más que mientras tanto, vayas aprendiendo la técnica del instrumento, pues estarás avanzando en algo muy costoso. Pero nunca toques sin saber cantar ni llevar el ritmo!

– Clases de harmonía de jazz funcionan, te ayudan a aprender lo esencial de todo lo que no es ritmo: modos, escalas, y harmonía. En resumen, tensión y distensión, que, como en los relatos, es en lo que consiste la música.

– Escucha TODO tipo de música. Toda ella está relacionada, pero esto lo dejo para un futuro post…

¿Por qué nos visita Cachao?

Semilla del son

Hoy he tenido la suerte de leer este maravilloso artículo en El País, escrito por Carlos Galilea, y con motivo del próximo concierto de Israel Cachao López en los Jardines de Sabatini, Madrid.

A Cachao se le atribuye la invención del Mambo, llevado a la fama por Pérez Prado. Yo prefiero recordarle por sus famosas Descargas Cubanas, pues me fascinaron cuando las descubrí de la mano de mi amigo contrabajista Dmitri Ussanov, en Edimburgo, cortesía de un ejemplar de Descarga Guajira rayado soberanamente.

Cada vez que contemplo la popularidad actual de la música cubana, no puedo dejar de pensar en Santiago Auserón, o Juan Perro. Él me abrió las puertas a este estilo musical que tanto influencia cualquier música occidental escuchada hoy por hoy, con la recopilación Semilla del Son, también en formato vinilo, allá por 1992.

En 1997 Ry Cooder popularizó la música cubana a nivel mundial con Buena Vista Social Club, llevada a las pantallas en 1999 con una película documental del mismo nombre dirigida por Wim Wenders. Fernando Trueba continúa explorando la evolución hacia el Jazz de este género, con la película y producción del disco Calle 54, en el año 2000.

A día de hoy, la presencia de Compay Segundo, Cachao o Bebo Valdés está grabada en nuestra memoria, gracias al trabajo de todos los apasionados de la música a la vez que musicólogos mencionados previamente. Pero me queda siempre ese mal sabor de boca producido por la labor de investigación olvidada de Santiago Auserón. Él fue sin duda el primero en curiosear por estas tierras – viajó a Cuba y permaneció ahí durante más de 1 año tras la ruptura con Radio Futura -, y promocionar a músicos hoy tan conocidos por todos nosotros. Para más aclaración, basta con reescuchar atentamente éxitos de Radio Futura como Semilla Negra, o el álbum Raices al Viento de Juan Perro.

No será la última vez que escriba sobre Santiago Auserón, pues representa una incansable evolución musical llevada a cabo con gran sensibilidad. En la actualidad, está de gira con la Big Band del Taller de Musics, y se puede escuchar una versión de El Canto del Gallo jazzeada – quién se lo podía imaginar! – en la nueva página de La Huella Sonora.

—————-
Cuando escribía esto, escuchaba: Juanes – la camisa negra
via FoxyTunes

Fíjate que cosas!

—————-

Technorati icon Technorati Tags: , , , , , ,

Desde la sala de máquinas

No hace mucho, mi padre me llamó preguntándome “Juan,¿tú me puedes montar un blog?”

¿Cómo me iba a negar yo a tal proposición? Ya no solo porque sea mi padre, sino por no poder soportar la idea de que alguien de tan peculiar ingenio como él, se quedara sin herramientas de comunicación que él pudiera manejar – “me le jubilande la radio-. Y es que claro, no es lo mismo sentarse en un estudio radiofónico, y hablar al micrófono, en ausencia de adversidades tecnológicas, que manejar una herramienta de blogueo. No para él, y a pesar de que insiste en sorprenderme pronto con su destreza informática.

A partir de entonces, le tuve que explicar desde cero “qué es un blog”. Le abrumé con tanta información, que el pobre optó por nisiquiera contestarme a los correos. Enconces volví a caer en la cuenta, como tantas otras veces, de que él no forma parte del grupo de fans a los que les fascinan las teorías de comunicación, las nuevas tecnologías (o las viejas) ni nada por el estilo. Él es cautivo de su sensibilidad nutrida de una gran capacidad de observación, y costurero de palabras con un arte que pocas veces he podido conocer. Sí, y lo pienso a conciencia de ser mi padre.

De todos los emails que nos hemos cruzado, lo que más me ha satisfecho ha sido “Esto es lo que más me ilusiona: tiene que ser mi plataforma”. Que cada uno lo interprete como quiera.

Desde la sala de máquinas procuramos que El Duende de la Radio dedique todo su tiempo a observar su entorno, y lo cuente a la blogoesfera con sus peculiares puntos de vista, sin que la tecnología le suponga ningún contratiempo.

Es por ello que posteo poco, para que postee otro que lo sabe hacer muchisísimo mejor que yo.