Archivo mensual: mayo 2008

Unaplauso a la conversación

Atrás en Octubre del año pasado dejé caer la crítica de Unaplauso por no disponer de blog. Se me antojaba que una empresa cuyas actividades se desarrollaban en internet, no tuviera voz propia en el medio. Hoy por hoy, esa voz lleva casi siempre formato blog. Ya está, Unaplauso inaugura blog.

Además, si lanzaron su nuevo diseño allá por Diciembre, siguen trabajando duro y evolucionando hacia una red social de artistas y promotores. De la misma manera que Sonicbids en EEUU, en Unaplauso.com el promotor puede anunciar eventos para interés de los artista, y viceversa. Se trata de casar la oferta y demanda de actuaciones cuando se organiza un evento. Como se puede apreciar en la imagen, los anuncios a publicar pueden ser de oferta o de demanda.

Poner en contacto a artistas y profesionales del sector, de acuerdo con los eventos que se van organizando, tiene todo el sentido del mundo, y creo recordar, también es la razón por la que comencé este blog. El desafío de Unaplauso pasa ahora por posicionarse con esta intención, que se refleje en la web, y a la vez desarrollar una capacidad prescriptora entre su contenido. Ese contenido que tanto abunda en la web, y que por tanto es tan difícil de gestionar, que son los artistas.

Esta música es la leche

Si me dicen pirata, pienso en El Corsario Negro de Emilio Salgari cuyas aventuras me embaucaron en mi niñez, o tal vez en el ingenio del capitán Jack Sparrow que encarna Johny Depp en los piratas del Caribe. Si se lo dicen a una víctima de un pirata, seguramente le asalten muertes, atracos, y vandalismo. Nuestra mente reacciona de la manera que la experiencia le ha enseñado.

Eso pasó con el auge del p2p, y la posibilidad de compartir música gratis. Los medios nos hicieron tomar conciencia de que compartir era delito, y de que el término música estaría relacionado con piratería, robo, o más pacíficamente, píllalo gratis.

Si mi conciencia hubiera dado a luz hace unos pocos años, pensaría que la música tiene algo de todo eso. Que la música es tema delicado, y que su delicadeza la sufren sus creadores, los artistas, que navegan en barcos de casco un tanto frágil. Por fortuna, mi conciencia era ya adulta cuando la música tomó esta forma. No pueden decir lo mismo las empresas que buscaron oportunidades entre todo este embrollo, y cuyos fundamentos se cimientan sobre la filosofía de la música gratis, caridad hacia los músicos, y la raya de la legalidad.

Mi ruta por estas ¨nuevas¨ webs musicales comienza por Napster. En su homepage me comentan la disponibilidad de 6 millones de canciones, a 0,99€ mp3, o por una tarifa plana. Yo me confundo con telefónica, o me huelen a lo mismo, vaya. En Amazon mp3 me encuentro con lo más descargado y las ofertas del día, casi como El Día -valga la redundancia-. iTunes me habla de películas, audiobooks, TVShows, podcasts… y además me siento como en casa, porque yo soy ya del club, ¡todo el mundo tiene un iPod! Imeem me propone, de primeras, montármelo yo solito y hacerme mi playlist, que no sé yo si hoy me apetece… emusic me pega un grito, ¡50 canciones gratis! por favor, cómo si no tuviera todas las canciones gratis que yo quiera. Pásense por Jamendo, Magnamusic… más gratis ¡más vulgaridad! Encima, para arreglarlo, me dice en la parte inferior de la página ¨get your music¨ . Ay si supieran que mi sobrina aprendió a conseguir sus canciones en internet, mucho antes de saber que los Reyes Magos existían. En We7, de Peter Gabriel, leo algo de streaming, y también de que si quiero pago, y que si no, te robo tu tiempo mediante incursiones de cuñas de publicidad.

No sé qué piensan ustedes, pero yo no tengo este recuerdo de la música. Sí tengo memorias de paseos por las calles de ciudades, sorprenderme tras una oscura esquina una tienda de discos poco visitada, hurgar entre sus telarañas, descubrir sorpresas, llevármelas a casa, comprármelas y de padecer efectos colaterales como súbitos subidones de adrenalina. Similares sensaciones recorrían mi cuerpo cuando me atrevía mi pie en las tiendas de Londres de Tower Records o Virgin.

Cuando las pasiones se desestiman porque sí, empiezo a pensar que esta música es la leche… o perdón, quizás sea más propio decir ¿es la leche rica en calcio, es la Omega 3, o esto es la desnatada? ¡ O será que al final nos bebemos lo que nos echen!

Gestionar tus propias entradas, cada día más fácil

Que el oligopolio está establecido en el mercado español de entradas para eventos es de sobra conocido, como lo es también que éste muera del éxito que durante años le ha garantizado las barreras tecnológicas gracias al progreso de la tecnología, y a aquellas personas que han sabido utilizarla. En España, esta posición de abuso tiene el nombre de Ticktackticket, empresa con la que ningún cliente parece estar contento, ni los fans, ni los promotores.

A los fans no nos gusta pagar un extra porque sí, queremos precios más baratos, porque nos queda sentido común. Los promotores quisieran tener acceso directo a sus ventas y conocer a sus clientes, pagando poco o nada. También los promotores tienen sentido común. Ticktackticket no parece querer entender el paradigma del sentido común.

En La Fira de Vila Seca al Carrer tuve la oportunidad de conocer al equipo de La Casa de la Música, quien me introdujo a su sistema de ticketing, pensado para la autogestión del promotor o el artista. Consiste en un software que permite configurar tus puntos de ventas, y vender a tus fans directamente, proporcionándoles las entradas en su casa, mediante impresión en un A4 con código de barras. Además, el promotor puede configurar la entrada para incluir la publicidad que quiera. Codetickets cobra sólo un variable sobre las entradas vendidas, sin más intermediarios ni imposiciones. Muchachito Bombo Infierno, por ejemplo, ha optado por esta opción.

Secutix es otro proveedor de servicio de ticketing con bastante presencia en nuestro país. Prueba de ello son sus recientes notas de prensa sobre nuevos clientes como Renfe, CentralMusical, el FIB, o RedCampus. A mi entender, las tarifas son un poco más altas que las que ofrece Code Tickets, pero vale la pena echarle un vistazo dada su extendida experiencia. La lista de servicios de ticketing se extiende por todos los países, todos ellos enfocados a la autogestión y eliminación de intermediarios.

Cada día es más fácil autogestionar el directo, sea cual sea la envergadura. Esperemos a que estos sistemas comiencen a operar en la web con fluidez, y en unos años veremos a unos Ticktackticket, y Cajas de Ahorro, recordar aquellos tiempos de vacas lecheras vendiendo entradas.

Lecturas relacionadas en esDiferente:

Cambio derechos de autor, por derechos de reventas de entrada

Live Nation cambia TicketMaster (Ticktackticket) por Eventim

La música de nillo86

Nota: Este post se sale del habitual análisis de tendencias de promoción de artistas en la web. En su lugar, os invito a que se conozca un poco mejor, mi faceta saxofonista.

Se supone que un blog se diferencia de los medios tradicionales entre otras cosas por permitir al autor expresarse en primera persona. A mí me llena de vergüenza mostrar mi lado artístico, pero huir de mi yo musical sería contradictorio a tener un blog que persigue unir fans con artistas.

El pasado sábado actué en el Lichtblicke festival en Düsseldorf. Dejo testimonio de mi grupo, el evento, y mis siempre mejorables soplos por el saxofón. Una pena que el tiempo no acompanara, lo que tiene la meteorología por estos lares.

The Commitments – Mustang Sally

Long Train Running


 
y una joya de cantante, Sonja, que se nos marcha del grupo. Quién se atreve a decir que Sonja no triunfaría en los grandes escenarios!

Promoción musical online de La Huella Sonora (Juan Perro)

Mirando al frente de mi monitor, husmeo la web buscando evidencias de cambio en la promoción musical. Todos conocemos el “mal” que acusa la industria musical, pues los medios de comunicación nos inundan de polémicas de la SGAE y la piratería, y en ocasiones grandes bloggers ponen literalmente a parir a los artistas como impositores de un canon digital que ciertamente no corresponde pagar a los consumidores y fans.

Pena penita pena, y qué agotamiento.

Ahora escuchemos opinar a los que conocen la industria desde dentro y se aventuran a conocer el medio (internet) de la mejor manera, probando y buscando siempre agradar al incondicional fan. En el lanzamiento del último trabajo de Santiago Auserón “Canciones de Santiago Auserón con la Original Jazz Orquestra” curiosamente el despliegue inicial es exclusivo por internet.

Vayan los agradecimientos por delante a Miguel Angel, promotor digital de La Huella Sonora. La Huella Sonora es promotora de Juan Perro, Santiago y Luis Auserón, Pancho Amat, y Radio Futura. Si tuviera que listar a los otros músicos que también ha promocionado a través del trabajo de Santiago Auserón sobre todo en el Son Cubano, terminaría por admitir la derrota ante mi teclado en esta tarde.

Entrevista a la Huella Sonora

eD: los medios de comunicación rebosan de polémicas alrededor la nueva era de distribución digital, en la que parece que tanto la SGAE, como grandes sellos discográficos y artistas, ocultan su incapacidad de adaptación al nuevo medio mediante la creación de un enemigo común, apodado “piratería”, que cobra vida en cualquier individuo, desde el más melómano y artista, hasta el ciudadano más ajeno al género musical.

En este entorno, se oye poco la voz de una discográfica independiente. Como tal, ¿qué estrategia adopta La Huella Sonora, para promocionar su producto, y qué se espera de ella? Vamos poco a poco, explícanos la postura de Santiago Auserón, máximo representante de La Huella Sonora, respecto al panorama que vive el sector.

LHS: el mercado discográfico esta muy convulsionado últimamente, la crisis afecta a las grandes compañías multinacionales, a los monopolios de la comunicación con los que habitualmente se asocian, a las ventas masificadas que han ido frenando cualquier asomo de creatividad para asegurar sus rentas y su influencia. Entretanto hay mejor música cada día en nuestras calles, las sociedades de habla hispana tienen el oído bien abierto y la red nos permite intentar el contacto directo entre artistas y usuarios de todo el mundo.

Ante esa perspectiva, en La Huella Sonora damos decididamente la espalda a una crisis que nos resulta ajena, afrontamos el porvenir con emoción y con cautela de exploradores. No podemos pretender comernos el mundo con nuestros medios, ni queremos agotar la suerte en un día. Confiamos en nuestro trabajo, en la experiencia y el compromiso de nuestros artistas, en el poder de sus canciones. Sabemos que las canciones viajan de persona a persona. Ellas irán, con vuestra ayuda, tan lejos como deban ir.

eD: imaginamos que La Huella Sonora sigue una estrategia de promoción consensuada con Santiago. ¿Nos puedes explicar más acerca de ésta?

LHS: se ha creado el nuevo entorno web para dar a conocer y vender los nuevos trabajos, ahora ya no se está con una compañía discográfica que nos respalde, tenemos que ir despacito, pero confiamos en la calidad de nuestro trabajo. La estrategia es sencilla, buscar el contacto directo con las personas interesadas realmente en el trabajo de Santiago Auserón, aquellas que están dispuestas a comprar su música.

Hemos abierto canal propio en Youtube, Myspace, last fm, buscamos la máxima difusión dentro de nuestras posibilidades, tratamos de llegar a acuerdos de tu a tu, sin muchos intermediarios de por medio.

eD: ¿cuál es la estrategia para la difusión y/o venta de mp3?

LHS: utilizaremos nuestra página y desde luego después de anunciar el lanzamiento se organizara un plan de promoción con medios tradicionales, siguen siendo necesarios. El disco se venderá inicialmente en nuestra página, pero en un tiempo estará disponible en Itunes y muchas más tiendas digitales a lo largo del mundo.

La salida física se hará mas adelante, una vez encontrado el socio adecuado.

eD: ¿qué hay del directo? La polémica actual de la industria musical gira en torno p2p, y el problema de cobrar por mp3. ¿Habéis notado algún cambio en la promoción de directos, y habéis adaptado vuestra estrategia de promoción a esos cambios?

LHS: con respecto a los directos no existe ninguna crisis, no hay más que ver la asistencia a los festivales que se celebran cada año. Hay una cosa que se pretende, es muy fácil, mayor difusión, mayor asistencia, más conciertos.

eD: ¿para cada música su propio modelo de promoción, o la promoción de La Huella responde a las peculiaridades de Santiago?

LHS: no existe un modelo ideal, siempre se hacen cambios sobre la marcha.

eD: ¿esta promoción es la ideal para cualquier artista? ¿Hay patrones que se repiten? Realmente los nuevos medios favorecen al artista independiente?

El tiempo dirá si los caminos que se están abriendo son buenos y dan resultados, hay que esperar.

eD: cómo veis el largo plazo en cuanto a posibilidades de generar más ingresos que antes. ¿Es posible?

LHS: estamos seguros de encontrar la manera de generar ingresos, buscamos distribuir productos de calidad cultural a un precio razonable.

eD: ¡muchas gracias por acceder a esta entrevista o cuestionario, que sin duda ayudará a muchas promotoras y artistas a entender el panorama actual de la industria musical. Vaya por adelantado también la de todos los lectores de esDiferente

LHS: Estamos empezando en esto, estar atentos a las noticias y a las iniciativas que tenemos en mente. Un saludo

Estadísticas de la promoción musical online, y de la SGAE

El Mundo ha publicado ayer las cifras de visualización de los vídeos de Youtube de Rodolfo Chikilicuatre, y la distribución de sus politonos. 30 millones de visualizaciones en el primer caso, y entre 150,000 y 500,000 – toma precisión – de ventas de los segundos. Números alcanzados gracias a la promoción en los medios tradicionales como son TV, prensa y radio.

En el área de la música en vivo, Rodolfo Chikilicuatre puede llegar a derrocar el liderato de Paquito el Chocolatero en la lista de ingresos de la SGAE. A este pasodoble tradicional le siguen otros del mismo palo, Viva el Pasodoble, Islas Canarias, y Amparito Roca. El Nos dieron las Diez de Sabina les sigue en la lista. En las discotecas, arrasaron Maná, Paulina Rubio con Ni una sola palabra, Shakira y Fito y los Fitipaldis. La SGAE repartió 368 millones de euros, un 7,4% más que el año anterior, entre aproximadamente 31,000 autores y editores.

Siguiendo la teoría de mercado de la Larga Cola, el 20% de los socios reciben el 80% de ese reparto, o sea, 6,200 socios reciben de media 47,500 euros. Con esto viviría un músico todo el año, pero debe ser que no son los músicos a los que yo escucho, ni los que conozco, los afortunados. Unos números que sacan a la luz que el cliente de la SGAE son el oligopolio empresarial alrededor de las discográficas, y no a los artistas ¨de a pie¨. A mí me da igual, cada uno a su negocio, pero que no me pongan la voz del artista como víctima, y desprestigien su figura, y la de los ¨piratas¨(fans) entre la sociedad.

Otra manifestación más de que las discográficas sufrirán más y más con la emergencia de nuevas soluciones para los artistas, y de que queda tiempo hasta que la promoción digital de un artista sea autosuficiente sin ayuda de los grandes medios. No por esto hay que postponer las acciones de promoción digital. Empieza a trabajar ya, para estar a la cabeza cuando el mercado esté maduro, y utiliza este periodo de aprendizaje.

Fira de Música al carrer de Vila Seca, ejem, ¿vale?

Escribo desde Barcelona, alojado en casa de unos amigos tras quedarme tirado en El Prat. No quiero retrasarme en escribir un resumen de lo que ha sido mi experiencia en La Fira al Carrer de Vila Seca, que concluye más o menos en este momento, mientras los músicos teclean sus últimas notas en los escenarios de Vila Seca, y yo este texto en mi ordenador.

Fui de invitado para difundir mis conocimientos de la Web 2.0 entre los profesionales del sector de la música en directo. Me propuse no dar una conferencia, sino pasar un tiempo en el que todos los oyentes pudieran participar y evitar el flujo constante de mi voz, grave, y más propia de las cavernas que de un conferenciante. Pau Aguilar, encargado de las V Jornadas Técnicas de La Fira a las que me invitó a formar parte, se sorprendía de verme en el concierto de Calima en primera línea y destruir el mito de ser un serio – eso me dijo, que yo aparento seriedad a través de este blog -. Una anécdota que amenaza con ser realidad a tenor de la manifestación de mis nervios en la conferencia, a golpe de un “ejem” y “vale” al final de cada frase, producto de la canalización de los nervios, o la emoción, de hablar ante una audiencia tan relevante para la música y su difusión por internet. Así hasta que la conferencia estuvo avanzada, los participantes preguntaban, y lograba sentirme como en casa. Desde aquí, que me disculpen los asistentes por tanto ejem, ¿vale?, y agradecer esos caramelos strepsils que me trajeron al escenario, bajo la presunción de que se trataba de un resfriado. Admitámoslo también, que algún mal haría a mi garganta estar de conciertos hasta las 4am del día anterior, tanto mal como bien para mi salud mental.

Una vez concludo este fin de semana en Vila Seca, uno tiene tantas cosas que decir, que no sabe cómo cuadrarlo en resumen. Mi primer concierto fue el de Javier Galiana & Spice Berberechos, agrupación de flamenco jazz envuelta en voz caítana, y harmonías y ritmos Coltranianos. Al timón, el heterodoxo Javier Galiana, del que dudo si resaltar más su increible dirección de la agrupación, su diligencia en el jazz, y su sentido del humor como presentador. Descubrí en Vila Seca a Kevin Johansen acompañado de la banda The Nada. Increible pive, ¿viste estos sudacas, qué vacile? Zulu 9:30 me invitaron a soñar entre canciones envueltas de optimismo, el raggae más exigente, pero en castellano, y una alineación que casi no cabía contarlos con los dedos de las dos manos. La calidad y fuerza de Calima me dejaron el peinado como si hubiera llegado de Madrid en AVE descapotable, y las travesuras de los itinerantes Pistons Flingueurs movieron mi esqueleto a golpe del jazz callejero más gamberro. Y que me disculpen los no citados, y la organización de la Fira, que no lograra bailar al son de más del 20% de los artistas programados.

Esto era sólo un viernes, el sábado hubo más (el miércoles, jueves y domingo también), pero con resaca y tras una mañana de Jornadas Técnicas. En las mesas redondas, importantes programadores de fiestas patronales de diferentes poblaciones de Catalunya, debatían sobre los principales desafíos a los que se enfrentan. El más sonado: la manipulación de los presupuestos culturales para programaciones que benefician a los gestores en detrimento de una pobre oferta cultural.

Descargar la presentación aquí.

Esta es la presentación que me llevé como guión de la conferencia. Las primeras transparencias hacen referencia al panorama actual en la web, y sus implicaciones en la promoción musical, haciendo hincapié en la realidad de que ahora, por fin, internet nos brinda la posibilidad de conectar directamente fans y grupos musicales. En la segunda parte, abundan las transparencias con texto, y referencias a las principales webs innovadoras que están haciendo que esta unión de fans y artistas sea una realidad. Es más pesado de leer, pero buen material para tener a mano y explorar más a fondo estas herramientas.

Por mi parte, cierro este post, y también La Fira, habiendo conocido a gente cargada de ideas e iniciativas para colocar la música donde se merece, en la calle, y con su público. De ellos y sus proyectos iré escribiendo en esDiferente. Este post es en honor a la Fira y a su creador y coordinador Víctor Cucurull, quien germinó esta fantástica idea, y lleva dando pulso a la música Al Carrer (en la calle) desde hace mucho tiempo.

Algo de lo que me arrepiento no haber destacado en mi conferencia: La Web 2.0 no es nada sin las personas, pues debe ser reflejo de las redes sociales existentes en la realidad. Sin iniciativas como estas, no veremos una Web 2.0 musical funcionar como es debido, unir a las personas involucradas, físicamente, es el pilar fundamental, y tal vez el más difícil. La Web 2.0 sólo debe ser reflejo y herramienta para la misión emprendida. En este blog la misión es unir a los artistas con sus fans, en La Fira, reunir a todos los profesionales de la música al Carrer. Ejem, ¿vale?