Archivo de la categoría: Herramientas útiles para el artista

Indabamusic, la red social de músicos

Siempre he ansiado encontrar un portal de internet en el que network no se hiciera entre profesionales del mundo de los negocios, sino entre músicos y otros actores de la industria. Existe, se llama Indabamusic.

El network en Indabamusic está basado en gente, y sesiones. No sólo puedes definir un perfil, especificando tu actividad musical, tus instrumentos, estilos, etc. sino que puedes crear sesiones para compartir tu creación online, a tiempo real, o dejar colgada la sesión para que otros músicos vayan aportando su granito de arena y ayuden a completar tu idea inicial.

Me acabo de dar de alta, con lo que no me da tiempo para dar un juicio que haga honor a todas las posibilidades.

Lo que más me ha gustado

– Las amplias posibilidades de agregar tu información como usuario y como músico
– Su usabilidad. Navegar por las diferentes pantallas de Indabamusic es un auténtico placer
– El enfoque en las personas y las sesiones. ¡2 opciones las entiende cualquiera!

Lo que menos me ha gustado

– No es culpa de la herramienta, sino de la música. Es harto difícil crear un tema y una sesión que capte la atención del resto de usuarios. Los deberes han de estar hechos: línea de bajo, ritmo, etc… luego tú puedes añadirlos por pistas independientes. Para tener todo eso preparado, en formato digital has de ser, en mi opinión, un crack musical muy bien digitalizado

– Hay mucha basura. Desde que publicar música en internet se convirtió en tarea relativamente fácil, bien sea via MySpace o cualquier otro sucedaneo, la mediocridad abunda. Es el sino de la música, que todos los que nos gusta chapurrear con este maravilloso hobby nos creemos hasta interesantes y merecedores de la atención de los oyentes… eso crea una barbaridad de canciones que apenas valen la pena, bien porque consiste en un jembé desacompasado, o en un saxofón desafinado, o un pop muy cutre

– Es americano, y abunda el contenido anglosajón y el latino hip hop. Es difícil dar con otro tipo de músicas más propias de Europa y resto de continentes

Lo que me deja con el ojo cuadrado

Lo bien que está diseñado y pensado pero… ¿de verdad la música se puede vivir online, sin tener al resto de tus compañeros tocando a tu lado? No lo he probado nunca, aunque ya comentamos en su día acerca de otras herramientas disponibles para hacer jamming online, y DigitalMusician, especializado en crear música de estudio de grabación.

A ver quien de los lectores osa a hacer la prueba de tener una jamming online, yo al saxo, un día de estos, le tengo ganas.

Mi perfil en Indabamusic.

Anuncios

Gestionar tus propias entradas, cada día más fácil

Que el oligopolio está establecido en el mercado español de entradas para eventos es de sobra conocido, como lo es también que éste muera del éxito que durante años le ha garantizado las barreras tecnológicas gracias al progreso de la tecnología, y a aquellas personas que han sabido utilizarla. En España, esta posición de abuso tiene el nombre de Ticktackticket, empresa con la que ningún cliente parece estar contento, ni los fans, ni los promotores.

A los fans no nos gusta pagar un extra porque sí, queremos precios más baratos, porque nos queda sentido común. Los promotores quisieran tener acceso directo a sus ventas y conocer a sus clientes, pagando poco o nada. También los promotores tienen sentido común. Ticktackticket no parece querer entender el paradigma del sentido común.

En La Fira de Vila Seca al Carrer tuve la oportunidad de conocer al equipo de La Casa de la Música, quien me introdujo a su sistema de ticketing, pensado para la autogestión del promotor o el artista. Consiste en un software que permite configurar tus puntos de ventas, y vender a tus fans directamente, proporcionándoles las entradas en su casa, mediante impresión en un A4 con código de barras. Además, el promotor puede configurar la entrada para incluir la publicidad que quiera. Codetickets cobra sólo un variable sobre las entradas vendidas, sin más intermediarios ni imposiciones. Muchachito Bombo Infierno, por ejemplo, ha optado por esta opción.

Secutix es otro proveedor de servicio de ticketing con bastante presencia en nuestro país. Prueba de ello son sus recientes notas de prensa sobre nuevos clientes como Renfe, CentralMusical, el FIB, o RedCampus. A mi entender, las tarifas son un poco más altas que las que ofrece Code Tickets, pero vale la pena echarle un vistazo dada su extendida experiencia. La lista de servicios de ticketing se extiende por todos los países, todos ellos enfocados a la autogestión y eliminación de intermediarios.

Cada día es más fácil autogestionar el directo, sea cual sea la envergadura. Esperemos a que estos sistemas comiencen a operar en la web con fluidez, y en unos años veremos a unos Ticktackticket, y Cajas de Ahorro, recordar aquellos tiempos de vacas lecheras vendiendo entradas.

Lecturas relacionadas en esDiferente:

Cambio derechos de autor, por derechos de reventas de entrada

Live Nation cambia TicketMaster (Ticktackticket) por Eventim

Fira de Música al carrer de Vila Seca, ejem, ¿vale?

Escribo desde Barcelona, alojado en casa de unos amigos tras quedarme tirado en El Prat. No quiero retrasarme en escribir un resumen de lo que ha sido mi experiencia en La Fira al Carrer de Vila Seca, que concluye más o menos en este momento, mientras los músicos teclean sus últimas notas en los escenarios de Vila Seca, y yo este texto en mi ordenador.

Fui de invitado para difundir mis conocimientos de la Web 2.0 entre los profesionales del sector de la música en directo. Me propuse no dar una conferencia, sino pasar un tiempo en el que todos los oyentes pudieran participar y evitar el flujo constante de mi voz, grave, y más propia de las cavernas que de un conferenciante. Pau Aguilar, encargado de las V Jornadas Técnicas de La Fira a las que me invitó a formar parte, se sorprendía de verme en el concierto de Calima en primera línea y destruir el mito de ser un serio – eso me dijo, que yo aparento seriedad a través de este blog -. Una anécdota que amenaza con ser realidad a tenor de la manifestación de mis nervios en la conferencia, a golpe de un “ejem” y “vale” al final de cada frase, producto de la canalización de los nervios, o la emoción, de hablar ante una audiencia tan relevante para la música y su difusión por internet. Así hasta que la conferencia estuvo avanzada, los participantes preguntaban, y lograba sentirme como en casa. Desde aquí, que me disculpen los asistentes por tanto ejem, ¿vale?, y agradecer esos caramelos strepsils que me trajeron al escenario, bajo la presunción de que se trataba de un resfriado. Admitámoslo también, que algún mal haría a mi garganta estar de conciertos hasta las 4am del día anterior, tanto mal como bien para mi salud mental.

Una vez concludo este fin de semana en Vila Seca, uno tiene tantas cosas que decir, que no sabe cómo cuadrarlo en resumen. Mi primer concierto fue el de Javier Galiana & Spice Berberechos, agrupación de flamenco jazz envuelta en voz caítana, y harmonías y ritmos Coltranianos. Al timón, el heterodoxo Javier Galiana, del que dudo si resaltar más su increible dirección de la agrupación, su diligencia en el jazz, y su sentido del humor como presentador. Descubrí en Vila Seca a Kevin Johansen acompañado de la banda The Nada. Increible pive, ¿viste estos sudacas, qué vacile? Zulu 9:30 me invitaron a soñar entre canciones envueltas de optimismo, el raggae más exigente, pero en castellano, y una alineación que casi no cabía contarlos con los dedos de las dos manos. La calidad y fuerza de Calima me dejaron el peinado como si hubiera llegado de Madrid en AVE descapotable, y las travesuras de los itinerantes Pistons Flingueurs movieron mi esqueleto a golpe del jazz callejero más gamberro. Y que me disculpen los no citados, y la organización de la Fira, que no lograra bailar al son de más del 20% de los artistas programados.

Esto era sólo un viernes, el sábado hubo más (el miércoles, jueves y domingo también), pero con resaca y tras una mañana de Jornadas Técnicas. En las mesas redondas, importantes programadores de fiestas patronales de diferentes poblaciones de Catalunya, debatían sobre los principales desafíos a los que se enfrentan. El más sonado: la manipulación de los presupuestos culturales para programaciones que benefician a los gestores en detrimento de una pobre oferta cultural.

Descargar la presentación aquí.

Esta es la presentación que me llevé como guión de la conferencia. Las primeras transparencias hacen referencia al panorama actual en la web, y sus implicaciones en la promoción musical, haciendo hincapié en la realidad de que ahora, por fin, internet nos brinda la posibilidad de conectar directamente fans y grupos musicales. En la segunda parte, abundan las transparencias con texto, y referencias a las principales webs innovadoras que están haciendo que esta unión de fans y artistas sea una realidad. Es más pesado de leer, pero buen material para tener a mano y explorar más a fondo estas herramientas.

Por mi parte, cierro este post, y también La Fira, habiendo conocido a gente cargada de ideas e iniciativas para colocar la música donde se merece, en la calle, y con su público. De ellos y sus proyectos iré escribiendo en esDiferente. Este post es en honor a la Fira y a su creador y coordinador Víctor Cucurull, quien germinó esta fantástica idea, y lleva dando pulso a la música Al Carrer (en la calle) desde hace mucho tiempo.

Algo de lo que me arrepiento no haber destacado en mi conferencia: La Web 2.0 no es nada sin las personas, pues debe ser reflejo de las redes sociales existentes en la realidad. Sin iniciativas como estas, no veremos una Web 2.0 musical funcionar como es debido, unir a las personas involucradas, físicamente, es el pilar fundamental, y tal vez el más difícil. La Web 2.0 sólo debe ser reflejo y herramienta para la misión emprendida. En este blog la misión es unir a los artistas con sus fans, en La Fira, reunir a todos los profesionales de la música al Carrer. Ejem, ¿vale?

Sonicbids, promotora de artistas, abre las puertas a la publicidad

Hablé de Sonicbids en los primeros días de vida de este blog. Entonces, lo clasificaba como competencia para mi futuro proyecto: establecer un marketplace para artistas, en el que el cliente final sería capaz de contratar a cualquier agrupación musical, bien sea para actuaciones públicas, bien sea para privadas.

Sonicbids es un portal para promotores y artistas. Los artistas pueden subir su CV musical: descripción de su grupo, mp3, vídeos, etc, y los promotores bucean el portal en busca del grupo que vean más adecuado para su proyecto. No es un portal más donde subir tus canciones y darte a conocer, es un servicio puesto en marcha por profesionales de la promoción musical, para artistas. En él, los artistas pueden encontrar ofertas para licenciar e incluir su música en películas, actuar en aclamados directos (generalmente de EEUU), o formar parte de CDs recopilatorios.

Pero como siempre, abunda la oferta anglosajona, y escasea la latina, y la del resto de Europa y mundo. Maldita globalización. Si bien ésta ha sido buena aliada de otros negocios en internet, como ebay, o Amazon, en el área cultural plantea ciertas limitaciones. La cultura, tiene implícita una identidad geográfica, y esta identidad hace a la vez de límite de su mercado; es difícil imaginar que un americano de Texas esté interesado en un músico de Xalaparta. Sólo un ejemplo.

A lo que íbamos en este post. Sonicbids ha contratado a Andy Kingston como encargado de desarrollo de negocio. Citan la publicidad como uno de los mercados a explotar, y a mí no me queda claro si se refieren a publicidad incluida en el portal, o a la búsqueda de acuerdos publicitarios en la organización de eventos. Tampoco me queda claro, si esta búsqueda de ingresos por publicidad es la solución a problemas por unos ingresos flojos en su negocio principal, la contratación de artistas.

Citan también alianzas internacionales, así que si algún promotor lee esto, que se ponga en contacto con ellos.

Microcréditos para músicos, y los 1000 real fans

Calabash TuneYourWorld

Mostrarme imparcial ante este descubrimiento me resulta imposible. Explorar la música de todos los rincones del mundo es una afición que me briva. A lo largo de mi vida, me he adentrado repetidas veces en pequeñas tiendas de discos, fijándome en las carcasas de CDs más empolvadas, en busca de música que era imposible conocer si no fuera de esta manera. La norma es que ese tipo de música, de artistas a veces hasta ancianos, que no han visto un estudio de música en la vida, que no saben lo que es grabar, el omnipoder que concede la edición de un disco, que no entienden de sobreactuar y sí de rendirse a sus instrumentos, música de la calle, proveniente de culturas populares. Lo que creo que entiende la humanidad como música, y no esos quinceañeros que, sólo por su corta vida, no llegan ni a la suela del zapato de lo que es un músico de trayectoria lonjeva. Por desgracia, creo, en occidente nos invade en la cultura de occidente. La sociedad del consumo, el consumo de la gilipollez.

Si Putumayo nos acercó un poco a esta diversidad cultural, colocando sus CDs en las estanterías de las tiendas Natura, Starbucks, o simplemente El Corte Inglés, Calabash y TuneYourWorld nos presenta una distribución y producción mucho más desarrollada, fundada bajo el concepto de los 1000 real fans y el microcrédito para músicos.

He hablado anteriormente de la versión española, holandesa, y americanas de este concepto. Apadrinaunartista, Sellaband, y SlicethePie respectivamente. Todas son iniciativas de financiar la producción de un disco con el dinero de los fans. Todas occidentales, están orientadas a vender, vender lo que siempre se ha vendido: mp3.

TuneYourWorld no distrae al fan con conceptos confusos acerca del funcionamiento de su web. Explican cómo un artista podría ganarse la vida con unos ingresos de 100,000$ dólares al año: 1000 real fans pagando 100$ al año ¿Qué es un real fan? El que está dispuesto a disfrutar de su hobby por una suma de dinero al año coherente, 100$, equivalente a unos pantalones de marca. Queda por comprobar qué impacto tiene en esta definición la proximidad geográfica del grupo con sus fans, pero lo que es evidente, es que gracias a plataformas como TuneYourWorld y las múltiples soluciones Web 2.0 como blogs, Youtubes y etcéteras, mantener una relación con tus grupos favoritos, es ya posible. No sólo eso, es el futuro en una industria en la que tradicionalmente han sido los distribuidores los que mayor tajada han sacado a este negocio.

Los intermediarios innecesarios ya no hacen falta gracias a la distribución digital y la conexión directa entre artistas y fans.

Comprobemos ahora quién es fan de verdad, y si los artistas verdaderos deveras tendrán más fans verdaderos. Como aficionado a la música de minorías, me manifiesto positivamente ante esta hipótesis, ya que la expectativa fundada en los fans alrededor de estrellas mediáticas es frágil como la carrera de los músicos que se aventuran por estos caminos, menos la de unos pocos elegidos, que generalmente rebosan de otras cualidades más cercanas a la política que al arte, para agarrarse a la cima.

TuneYourWorld es una iniciativa de Calabash, la mayor tienda online de músicas del mundo. Me resulta impreciso este término ya que quiere dar a entender que existe la música de occidente, y las del resto del mundo. Sin embargo, se ha convertido en una herramienta de marketing tremendamente eficiente para la importación de todo lo que no sea de occidente. Lo étnico, es lo que tiene. Hacer gala del término de moda microcréditos, es también tremendamente acertado en una web 2.o plagado de justifiaciones de ingresos a través de publicidad, como gancho (poco) atractivo para el usuario.

TukuMusic Musico africano

(Foto de Yelmaya)
—————-
Cuando escribía esto, escuchaba: Ali Hassan Kuban – Tamin Qalbak Ya Habibi
via FoxyTunes

Eurovisión 2008, la victoria de Rodolfo Chikilicuatre, y las flaquezas de mySpace

Rodolfo Chikilicuatre Eurovision 2008

Como músico me siento decepcionado por esta victoria, pero como fanático de internet doy botes de alegría.

Musicalmente creo que sobran explicaciones, ni representa a la música de mi país, ni rinde homenaje a los miles de artistas fabulosos que tratan de abrirse camino en nuestra tierra, ni tampoco  creo que nuestros vecinos europeos vean nada en ello más que ridículo. En muchas ocasiones he creído que podría compartir este sentido del humor con europeos, pero cuando lo he hecho no he obtenido más que caras de póker, o miradas esquivas como respuesta ¿podrá Rodolfo romper este mito? No nos preocupa, los españoles hemos decidido una vez más ir a por el cachondeo y ya está. Como en las campañas electorales, es más efectiva la promoción de un mensaje claro y repetido muchas veces, que hacerlo con varios y morir en el intento de repetirlos. La propuesta de Chikilicuatre es clara: todos los españoles entienden este sentido del humor, y el mensaje es uno, el cachondeo, repetido sin parar.

La votación del candidato español para Eurovision 2008 ha sido llevado a cabo a través de MySpace, como todos sabemos. A esto se le añade la presencia de Chikilicuatre en casi todas las redes sociales de cierto renombre, como se aprecia en su site. En fin, que todos los involucrados se cuelgan la medalla de vanguardistas, cibernéticos, Web 2.0 y demás, pero si nos paramos a examinar detalladamente los resultados obtenidos en estas redes sociales, nos damos cuenta de que no son los datos de una promoción artística en internet, y que intentar trasladar el modelo de promoción de los medios de masas a internet, simplemente no funciona.

Resulta que todos los artistas finalistas, gozan de un número de amigos en myspace bastante bajos. Incluso nuestro campeón, Rodolfo, supera por muy poco la cifra de 2700. Otros como Ellas o Coral apenas suman unos cientos, y la sorpresa viene de mano de La Vaca Azul, que suma más de 10,000 amigos en su perfil de mySpace. Desconozco si éstos llevan más tiempo promocionándose en internet. El mismo perfil de mySpace de Eurovision 2008 sólo suma 3248 amigos. Eso sí, el número de reproducciones de sus temas supera el millón, ya sea en Youtube o MySpace.

Las promociones de artistas llevadas a cabo en internet requieren de una labor duradera. Lograr que tus fans te sigan requiere tener una conversación con ellos a lo largo del tiempo, para que se corra la voz y poco a poco vayas atrayendo al público al que le interesa lo que cuentas. El formato da igual: mp3, vídeos, conciertos, blog posts, fotos… lo importante es tener contenido que compartir y dar tiempo a crear la comunidad de fans que te interesa: aquellos que realmente disfrutan con lo que haces.

Además debes elegir las herramientas de internet que más te convengan. Si eres músico de conciertos, elige una red social especializada en ello, si eres músico de estudio, elige la opción que mejor difunda tus canciones. Existen múltiples opciones que siempre comentamos en este blog. MySpace, aunque popular entre los músicos, no es la mejor opción: es un lugar en el que el fan se siente avasallado por la publicidad, donde las páginas tardan en cargar y contribuyen a la irritación del navegante, las identidades están diluidas entre gente de todo tipo, quinceañeros y artistas, y la acción de hacerte amigo de un artista es harto costosa. Es una pena, porque es justo este último movimiento el que te permitiría mantener un contacto directo con ese fan que nunca volvió. Para lo que sí es de ayuda mySpace, es para tener una identidad en internet o página web, ya que ofrece un sistema fácil de usar para subir tus contenidos a la red.

Dicho esto, que no nos engañen. El proceso de elección del candidato español para Eurovision 2008 llevado a cabo por MySpace y TVE no ha sido una promoción propia de internet, sino la extensión de la promoción tradicional replicada en internet que realmente aporta más bien poco a la promoción que desea un músico de verdad. Y no se me malinterprete, que por músico real sólo quiero decir alguien que desea tocar la música que le pide el cuerpo, sin renunciar a ello por innecesarias presiones de algunas casas promotoras y discográficas.

Yahoo, loca por la música, compra Rhapsody y Foxytunes

Rhapsody Yahoo Music Foxytunes

El revuelo causado por el anuncio de intento de compra de Yahoo por parte de Microsoft – por cierto, parece ser que Yahoo ha rechazado finalmente la oferta – ha eclipsado otros movimientos que Yahoo realizaba por las mismas fechas muy interesantes. En esta semana, Yahoo ha anunciado:

– La compra de Foxytunes

– La compra de Rhapsody

– El cese de los servicios de Yahoo Music!, que pasarán a ser reemplazados por los de Rhapsody.

Esta noticia ha producido poco eco por la web, lo que me lleva a pensar que Yahoo no está dudando, y que tiene unas metas muy claras:

– Para hacer frente a Google, mejor concentrarse en las áreas que Google está fracasando cubrir. El ocio en la red. En este sentido, Foxytunes es un ejemplo muy claro, ya que consiste en una capa de búsqueda de música por encima de los motores de búsqueda tradicionales. Otro ejemplo muy claro, es la puesta en marcha de Yahoo Live!, generador de tráfico a través del ocio que una persona sea capaz de generar.

– Yahoo reconoce que otros saben hacer otras cosas mejor que ellos en el área de la música, y lo manifiestan renunciando a Yahoo Music, y adquiriendo los servicios de Rhapsody y la empresa israelí Foxytunes.

– Yahoo ya sabe que para triunfar en internet en el área de la música, no se trata de desarrollar un super servicio con intenciones de copar ese mercado. Si la llamada web 2.0 ha aportado nuevas posibilidades al negocio de la música, éstas son disponer de múltiples servicios relacionados y una segmentación de oyentes que nunca fue posible hasta ahora. ¿Cómo abarcar todo esto? Con un motor de búsqueda como el Foxytunes, capaz de realizar búsquedas, en un solo click, en last.fm flickr,youtube, google blog search, yahoo photo search, yahoo lyrics, iTunes store, y un largo etc. En definitiva, Foxytunes representa el buscador del futuro, y admite que el contenido acerca de un artista residirá en múltiples portales o redes sociales, generado a base del crowdsourcing.

– Yahoo Music! ha probado ser un fracaso más de intentar trasladar el modelo musical tradicional basado en el mass media, a la Web 2.0. Reunir información de todas las estrellas musicales del momento, no es una ventaja competitiva sostenible en internet. Eso es siempre fácil de copiar. Se trata de ofrecer servicios hasta ahora no posibles en la red. Echemos un vistazo a la larga cola, seleccionemos los clientes a los que queremos dirigirnos, y pongamos en marcha el servicio dedicado a ese grupo de fans.

Desgraciadamente, el servicio de Rhapsody no está disponible en Europa, y no me permite examinar con lupa lo que Yahoo Music! pretende alcanzar con él. Al parecer, se trata de un servicio de venta de mp3s, en el que los usuarios pueden construir playlists, escuchar las de compañeros, y decidir la compra en base a los gustos y criterios de otras personas. Parece ser el equipamiento perfecto para competir con Amazon mp3 y iTunes store.