Archivo de la categoría: Artistas conectan con fans

MySpace is MyQuestion

Es mi actitud mostrar mayor excepticismo cuanto mayor es el éxito de cualquier empresa. Si el Real Madrid triunfa, más tuerzo mi fé hacia el Atleti, y si se visten Levis, más visto cualquier marca blanca vaquera ¡Con lo fácil que es el autobombo, y evitar las complicaciones!

¿Es MySpace el Real Madrid de la promoción musical? ¿Beneficia a los de siempre, y ayuda poco a los artistas verdaderos? Los compromisos recientemente adquiridos con las cuatro grandes discográficas invitan a pensar que a MySpace le inquieta más complacer a los de siempre que a los artistas emergentes, y sus cifras espectaculares de uso… sólo lo ratifica.

Una empresa que cotice en bolsa – News Corporation, no MySpace – está obligada a publicar resultados optimistas, está condicionada a convertir en optimista hasta la humillación más miserable. 185 millones de usuarios, de los cuales, 1,4m son grupos musicales registrados, y otras tantas cifras indigeribles para cualquier ciudadano de a pié.

Para el fan, el resultado puede ser este email que recibe uno en su bandeja de entrada

Lo que no puedo ofrecer son los hipervínculos asociados a este email.

Pinchando pinchando, se topa uno con perfiles de músicos y usuarios que oscilan entre los 600 y 3,000 amigos. ¡Qué condena! Difícil superar este rango de amigos de no ser que uno sea una súper estrella. Llegada esta crítica, es pertinente recordar que en las redes sociales dependientes del contenido generado por el usuario tardan en manifestar los buenos resultados. Y, ante tanto hinchazón de cifras de uso, uno se pregunta por qué no incrementa el número de amigos, a pesar de ponerse una foto de perfil súper sexy súper guai. Puede ser que Bob tenga razón, o al menos yo se la doy, y que su tecnología esté tan anticuada que el usuario encuentre francamente complicado moverse por el portal, hacer amigos y desenvolverse sin esfuerzos extraordinarios. Y puede ser también que MySpace dejara de ser un sitio diferente, alternativo para músicos, en el momento que fue adquirido por la empresa global de comunicación de la cual nuestro ex Jose María Aznar es consejero.

El caso es que el contenido de la newsletter mostrada en la imagen, me llama poco la atención. Bien es verdad que, más o menos, atina con mis gustos, si es que mis gustos son la música latina y disco – yo me creía mucho más sofisticado -, pero realmente, ¿aporta algo a mi día a día? ¿me incita a desear algo tanto como para desembolsar dinero en canciones, o conciertos? No, no, no, más de lo mismo. Y más me desmoralizo si pincho en la promoción principal de “Secret Show¨, para comprobar que todo el mundo opina lo mismo en el foro del mismo nombre ¨hay que ser cutre para querer conseguir unas visitillas a cualquier precio”.

Toda esta charla, producto de haberme molestado en echar un vistazo por aquello de conocer mejor el mito de MySpace, que normalmente dicha newsletter se desvanece en los múltiples correos quasi-spam que recibo del resto de servicios que quieren recuperar a un usuario cada vez más ajeno a las propuestas de sus remitentes.

Que alguien se acuerde del humilde servidor que sólo quiere ser fan de la música que le gusta, no es tan complicado.

Anuncios

Gestionar tus propias entradas, cada día más fácil

Que el oligopolio está establecido en el mercado español de entradas para eventos es de sobra conocido, como lo es también que éste muera del éxito que durante años le ha garantizado las barreras tecnológicas gracias al progreso de la tecnología, y a aquellas personas que han sabido utilizarla. En España, esta posición de abuso tiene el nombre de Ticktackticket, empresa con la que ningún cliente parece estar contento, ni los fans, ni los promotores.

A los fans no nos gusta pagar un extra porque sí, queremos precios más baratos, porque nos queda sentido común. Los promotores quisieran tener acceso directo a sus ventas y conocer a sus clientes, pagando poco o nada. También los promotores tienen sentido común. Ticktackticket no parece querer entender el paradigma del sentido común.

En La Fira de Vila Seca al Carrer tuve la oportunidad de conocer al equipo de La Casa de la Música, quien me introdujo a su sistema de ticketing, pensado para la autogestión del promotor o el artista. Consiste en un software que permite configurar tus puntos de ventas, y vender a tus fans directamente, proporcionándoles las entradas en su casa, mediante impresión en un A4 con código de barras. Además, el promotor puede configurar la entrada para incluir la publicidad que quiera. Codetickets cobra sólo un variable sobre las entradas vendidas, sin más intermediarios ni imposiciones. Muchachito Bombo Infierno, por ejemplo, ha optado por esta opción.

Secutix es otro proveedor de servicio de ticketing con bastante presencia en nuestro país. Prueba de ello son sus recientes notas de prensa sobre nuevos clientes como Renfe, CentralMusical, el FIB, o RedCampus. A mi entender, las tarifas son un poco más altas que las que ofrece Code Tickets, pero vale la pena echarle un vistazo dada su extendida experiencia. La lista de servicios de ticketing se extiende por todos los países, todos ellos enfocados a la autogestión y eliminación de intermediarios.

Cada día es más fácil autogestionar el directo, sea cual sea la envergadura. Esperemos a que estos sistemas comiencen a operar en la web con fluidez, y en unos años veremos a unos Ticktackticket, y Cajas de Ahorro, recordar aquellos tiempos de vacas lecheras vendiendo entradas.

Lecturas relacionadas en esDiferente:

Cambio derechos de autor, por derechos de reventas de entrada

Live Nation cambia TicketMaster (Ticktackticket) por Eventim

Promoción musical online de La Huella Sonora (Juan Perro)

Mirando al frente de mi monitor, husmeo la web buscando evidencias de cambio en la promoción musical. Todos conocemos el “mal” que acusa la industria musical, pues los medios de comunicación nos inundan de polémicas de la SGAE y la piratería, y en ocasiones grandes bloggers ponen literalmente a parir a los artistas como impositores de un canon digital que ciertamente no corresponde pagar a los consumidores y fans.

Pena penita pena, y qué agotamiento.

Ahora escuchemos opinar a los que conocen la industria desde dentro y se aventuran a conocer el medio (internet) de la mejor manera, probando y buscando siempre agradar al incondicional fan. En el lanzamiento del último trabajo de Santiago Auserón “Canciones de Santiago Auserón con la Original Jazz Orquestra” curiosamente el despliegue inicial es exclusivo por internet.

Vayan los agradecimientos por delante a Miguel Angel, promotor digital de La Huella Sonora. La Huella Sonora es promotora de Juan Perro, Santiago y Luis Auserón, Pancho Amat, y Radio Futura. Si tuviera que listar a los otros músicos que también ha promocionado a través del trabajo de Santiago Auserón sobre todo en el Son Cubano, terminaría por admitir la derrota ante mi teclado en esta tarde.

Entrevista a la Huella Sonora

eD: los medios de comunicación rebosan de polémicas alrededor la nueva era de distribución digital, en la que parece que tanto la SGAE, como grandes sellos discográficos y artistas, ocultan su incapacidad de adaptación al nuevo medio mediante la creación de un enemigo común, apodado “piratería”, que cobra vida en cualquier individuo, desde el más melómano y artista, hasta el ciudadano más ajeno al género musical.

En este entorno, se oye poco la voz de una discográfica independiente. Como tal, ¿qué estrategia adopta La Huella Sonora, para promocionar su producto, y qué se espera de ella? Vamos poco a poco, explícanos la postura de Santiago Auserón, máximo representante de La Huella Sonora, respecto al panorama que vive el sector.

LHS: el mercado discográfico esta muy convulsionado últimamente, la crisis afecta a las grandes compañías multinacionales, a los monopolios de la comunicación con los que habitualmente se asocian, a las ventas masificadas que han ido frenando cualquier asomo de creatividad para asegurar sus rentas y su influencia. Entretanto hay mejor música cada día en nuestras calles, las sociedades de habla hispana tienen el oído bien abierto y la red nos permite intentar el contacto directo entre artistas y usuarios de todo el mundo.

Ante esa perspectiva, en La Huella Sonora damos decididamente la espalda a una crisis que nos resulta ajena, afrontamos el porvenir con emoción y con cautela de exploradores. No podemos pretender comernos el mundo con nuestros medios, ni queremos agotar la suerte en un día. Confiamos en nuestro trabajo, en la experiencia y el compromiso de nuestros artistas, en el poder de sus canciones. Sabemos que las canciones viajan de persona a persona. Ellas irán, con vuestra ayuda, tan lejos como deban ir.

eD: imaginamos que La Huella Sonora sigue una estrategia de promoción consensuada con Santiago. ¿Nos puedes explicar más acerca de ésta?

LHS: se ha creado el nuevo entorno web para dar a conocer y vender los nuevos trabajos, ahora ya no se está con una compañía discográfica que nos respalde, tenemos que ir despacito, pero confiamos en la calidad de nuestro trabajo. La estrategia es sencilla, buscar el contacto directo con las personas interesadas realmente en el trabajo de Santiago Auserón, aquellas que están dispuestas a comprar su música.

Hemos abierto canal propio en Youtube, Myspace, last fm, buscamos la máxima difusión dentro de nuestras posibilidades, tratamos de llegar a acuerdos de tu a tu, sin muchos intermediarios de por medio.

eD: ¿cuál es la estrategia para la difusión y/o venta de mp3?

LHS: utilizaremos nuestra página y desde luego después de anunciar el lanzamiento se organizara un plan de promoción con medios tradicionales, siguen siendo necesarios. El disco se venderá inicialmente en nuestra página, pero en un tiempo estará disponible en Itunes y muchas más tiendas digitales a lo largo del mundo.

La salida física se hará mas adelante, una vez encontrado el socio adecuado.

eD: ¿qué hay del directo? La polémica actual de la industria musical gira en torno p2p, y el problema de cobrar por mp3. ¿Habéis notado algún cambio en la promoción de directos, y habéis adaptado vuestra estrategia de promoción a esos cambios?

LHS: con respecto a los directos no existe ninguna crisis, no hay más que ver la asistencia a los festivales que se celebran cada año. Hay una cosa que se pretende, es muy fácil, mayor difusión, mayor asistencia, más conciertos.

eD: ¿para cada música su propio modelo de promoción, o la promoción de La Huella responde a las peculiaridades de Santiago?

LHS: no existe un modelo ideal, siempre se hacen cambios sobre la marcha.

eD: ¿esta promoción es la ideal para cualquier artista? ¿Hay patrones que se repiten? Realmente los nuevos medios favorecen al artista independiente?

El tiempo dirá si los caminos que se están abriendo son buenos y dan resultados, hay que esperar.

eD: cómo veis el largo plazo en cuanto a posibilidades de generar más ingresos que antes. ¿Es posible?

LHS: estamos seguros de encontrar la manera de generar ingresos, buscamos distribuir productos de calidad cultural a un precio razonable.

eD: ¡muchas gracias por acceder a esta entrevista o cuestionario, que sin duda ayudará a muchas promotoras y artistas a entender el panorama actual de la industria musical. Vaya por adelantado también la de todos los lectores de esDiferente

LHS: Estamos empezando en esto, estar atentos a las noticias y a las iniciativas que tenemos en mente. Un saludo

Fira de Música al carrer de Vila Seca, ejem, ¿vale?

Escribo desde Barcelona, alojado en casa de unos amigos tras quedarme tirado en El Prat. No quiero retrasarme en escribir un resumen de lo que ha sido mi experiencia en La Fira al Carrer de Vila Seca, que concluye más o menos en este momento, mientras los músicos teclean sus últimas notas en los escenarios de Vila Seca, y yo este texto en mi ordenador.

Fui de invitado para difundir mis conocimientos de la Web 2.0 entre los profesionales del sector de la música en directo. Me propuse no dar una conferencia, sino pasar un tiempo en el que todos los oyentes pudieran participar y evitar el flujo constante de mi voz, grave, y más propia de las cavernas que de un conferenciante. Pau Aguilar, encargado de las V Jornadas Técnicas de La Fira a las que me invitó a formar parte, se sorprendía de verme en el concierto de Calima en primera línea y destruir el mito de ser un serio – eso me dijo, que yo aparento seriedad a través de este blog -. Una anécdota que amenaza con ser realidad a tenor de la manifestación de mis nervios en la conferencia, a golpe de un “ejem” y “vale” al final de cada frase, producto de la canalización de los nervios, o la emoción, de hablar ante una audiencia tan relevante para la música y su difusión por internet. Así hasta que la conferencia estuvo avanzada, los participantes preguntaban, y lograba sentirme como en casa. Desde aquí, que me disculpen los asistentes por tanto ejem, ¿vale?, y agradecer esos caramelos strepsils que me trajeron al escenario, bajo la presunción de que se trataba de un resfriado. Admitámoslo también, que algún mal haría a mi garganta estar de conciertos hasta las 4am del día anterior, tanto mal como bien para mi salud mental.

Una vez concludo este fin de semana en Vila Seca, uno tiene tantas cosas que decir, que no sabe cómo cuadrarlo en resumen. Mi primer concierto fue el de Javier Galiana & Spice Berberechos, agrupación de flamenco jazz envuelta en voz caítana, y harmonías y ritmos Coltranianos. Al timón, el heterodoxo Javier Galiana, del que dudo si resaltar más su increible dirección de la agrupación, su diligencia en el jazz, y su sentido del humor como presentador. Descubrí en Vila Seca a Kevin Johansen acompañado de la banda The Nada. Increible pive, ¿viste estos sudacas, qué vacile? Zulu 9:30 me invitaron a soñar entre canciones envueltas de optimismo, el raggae más exigente, pero en castellano, y una alineación que casi no cabía contarlos con los dedos de las dos manos. La calidad y fuerza de Calima me dejaron el peinado como si hubiera llegado de Madrid en AVE descapotable, y las travesuras de los itinerantes Pistons Flingueurs movieron mi esqueleto a golpe del jazz callejero más gamberro. Y que me disculpen los no citados, y la organización de la Fira, que no lograra bailar al son de más del 20% de los artistas programados.

Esto era sólo un viernes, el sábado hubo más (el miércoles, jueves y domingo también), pero con resaca y tras una mañana de Jornadas Técnicas. En las mesas redondas, importantes programadores de fiestas patronales de diferentes poblaciones de Catalunya, debatían sobre los principales desafíos a los que se enfrentan. El más sonado: la manipulación de los presupuestos culturales para programaciones que benefician a los gestores en detrimento de una pobre oferta cultural.

Descargar la presentación aquí.

Esta es la presentación que me llevé como guión de la conferencia. Las primeras transparencias hacen referencia al panorama actual en la web, y sus implicaciones en la promoción musical, haciendo hincapié en la realidad de que ahora, por fin, internet nos brinda la posibilidad de conectar directamente fans y grupos musicales. En la segunda parte, abundan las transparencias con texto, y referencias a las principales webs innovadoras que están haciendo que esta unión de fans y artistas sea una realidad. Es más pesado de leer, pero buen material para tener a mano y explorar más a fondo estas herramientas.

Por mi parte, cierro este post, y también La Fira, habiendo conocido a gente cargada de ideas e iniciativas para colocar la música donde se merece, en la calle, y con su público. De ellos y sus proyectos iré escribiendo en esDiferente. Este post es en honor a la Fira y a su creador y coordinador Víctor Cucurull, quien germinó esta fantástica idea, y lleva dando pulso a la música Al Carrer (en la calle) desde hace mucho tiempo.

Algo de lo que me arrepiento no haber destacado en mi conferencia: La Web 2.0 no es nada sin las personas, pues debe ser reflejo de las redes sociales existentes en la realidad. Sin iniciativas como estas, no veremos una Web 2.0 musical funcionar como es debido, unir a las personas involucradas, físicamente, es el pilar fundamental, y tal vez el más difícil. La Web 2.0 sólo debe ser reflejo y herramienta para la misión emprendida. En este blog la misión es unir a los artistas con sus fans, en La Fira, reunir a todos los profesionales de la música al Carrer. Ejem, ¿vale?

Sonicbids, promotora de artistas, abre las puertas a la publicidad

Hablé de Sonicbids en los primeros días de vida de este blog. Entonces, lo clasificaba como competencia para mi futuro proyecto: establecer un marketplace para artistas, en el que el cliente final sería capaz de contratar a cualquier agrupación musical, bien sea para actuaciones públicas, bien sea para privadas.

Sonicbids es un portal para promotores y artistas. Los artistas pueden subir su CV musical: descripción de su grupo, mp3, vídeos, etc, y los promotores bucean el portal en busca del grupo que vean más adecuado para su proyecto. No es un portal más donde subir tus canciones y darte a conocer, es un servicio puesto en marcha por profesionales de la promoción musical, para artistas. En él, los artistas pueden encontrar ofertas para licenciar e incluir su música en películas, actuar en aclamados directos (generalmente de EEUU), o formar parte de CDs recopilatorios.

Pero como siempre, abunda la oferta anglosajona, y escasea la latina, y la del resto de Europa y mundo. Maldita globalización. Si bien ésta ha sido buena aliada de otros negocios en internet, como ebay, o Amazon, en el área cultural plantea ciertas limitaciones. La cultura, tiene implícita una identidad geográfica, y esta identidad hace a la vez de límite de su mercado; es difícil imaginar que un americano de Texas esté interesado en un músico de Xalaparta. Sólo un ejemplo.

A lo que íbamos en este post. Sonicbids ha contratado a Andy Kingston como encargado de desarrollo de negocio. Citan la publicidad como uno de los mercados a explotar, y a mí no me queda claro si se refieren a publicidad incluida en el portal, o a la búsqueda de acuerdos publicitarios en la organización de eventos. Tampoco me queda claro, si esta búsqueda de ingresos por publicidad es la solución a problemas por unos ingresos flojos en su negocio principal, la contratación de artistas.

Citan también alianzas internacionales, así que si algún promotor lee esto, que se ponga en contacto con ellos.

Rockola.fm, radio por internet sabor a Gramola

Rockola.fm

Cuando el término “radio por internet” es mencionado, es habitual remitirse a Pandora, o last.fm. Éstos han sido sin duda las referencias en la transición de la radio analógica a digital, distribuida por internet. De nuevo, un desagradecimiento a las discográficas y sociedades gestoras de derechos de autor, en este caso, la RIAA; Pandora tuvo que dejar de ofrecer sus servicios en Europa, por imposición de estos consabidos enemigos de los fans.

Por tanto, en Europa, la radio por internet que más a triunfado han sido las estaciones tradicionales, desde sus portales de internet, y last.fm. De lo primero, poco tenemos que comentar. Es un copia pega del medio tradicional: ofrecer el programa de radio tal y como se retransmite por radio tradicional, con la suscripción de iTunes como servicio innovador. Corta vida le damos a esto, pues los copia pega de un formato a otro (radio analógica a internet en este caso) ha probado ser una solución con vida cortoplacista en la mayoría de los intentos.

Last.fm aportó algo nuevo a nuestras vidas. Podemos escuchar radios de nuestros amigos, o de artistas similares a cualquier referencia, generadas por un programa que es capaz de gestionar los datos de nuestros amigos en last.fm, así como de los artistas, y recomendar música en base a este criterio. Sin embargo, la solución de last.fm es un servicio más, nuevo, pero incapaz de responder a las altas expectativas que en nosotros han generado míticos programas de radio. Y es que esos mitos venían dados por una o varias personas, que se encargaban de descubrir y seleccionar música, e inyectarlas a las ondas con un ritmo digno de su experiencia y habilidad de sorprender. La tecnología jamás podrá reemplazar eso.

Rockola.fm nace tras la experiencia de Joaquín Guzmán a lo largo de toda una vida amando la música, y un periodo muy largo de retransmisión del mítico programa de radiofórmula La Gramola, así como el trabajo del equipo responsable de poner la tecnología en marcha. El resultado es un servicio de radiofórmula muy completo, con emisoras predeterminadas por todo tipo de estilos y fechas, así como una ruedita muy simpática que genera una emisora de acuerdo con tu estado de ánimo.

Al escucharla, la experiencia es tan buena como el criterio del Sr. Guzmán. Apenas puedes desechar canciones, y el catálogo está construido con ese corazoncito español que tenemos dentro, porque no es lo mismo escuchar una radio en la que figuren canciones que han marcado época en el país, que radios en las que ese corazoncito depende puramente de la tecnología.

Ahora sólo cabe ver cómo Rockola integra otros servicios que last.fm ya ofrece: acceder a la biografía de los artistas (ésta la utilizo muchísimo para descubrir música), el número de fans o conciertos venideros, y lidiar el desafío que tiene gestionar un catálogo musical legendario mezclado con nuevas promesas.

Antes de concluir el post, tengo dos preguntas para rockola:

– ¿está previsto incluir absolutamente todo tipo de estilos musicales?

– ¿cabe esperar la promoción de artistas emergentes? ¿cómo, se mezclará su música en la selección de Rockola? Me consta que ya ha habido peticiones.

Larga vida a Rockola.fm

Nota: Rockola.fm está en fase de beta privada (a mí me quedan dos invitaciones, para quien antes las pida).

Blog de Rockola.fm aquí: http://rockolafm.blogspot.com/

Hobnox, la revolución del portal cultural

Si hacemos un recorrido por la evolución tecnológica de los medios de comunicación, es fácil reparar en el hecho de que, a nueva tecnología, nuevos formatos, y nuevas formas de comunicarse. Lo difícil es caer en esta cuenta cuando se es parte del cambio y no se dispone de perspectiva para analizar lo transcurrido.

De internet aprendimos que el el coste del formato podía ser mucho más barato gracias a la distribución digital, y que los equipos editoriales no serían nunca más unidireccionados. Tendrán que habilitar comentarios y escuchar las respuestas de sus lectores, Youtubidentes, podcasteroyentes, o los queseyooyentes – nuevo desafío para la RAE -, aceptar críticas, y construir en base a ellas. Algunos, como los fundadores de Youtube construyeron los los cimientos de uno de los 5 portales más visitados actualmente con el fin de compartir vídeos de una fiesta entre amigos. Otros, como Steve Jobs de Apple, ejercen la prueba y error, impulsados por el ejercicio agotador de adivinar el futuro, y marcan tendencias con buenos productos, y echando mano del marketing más emocional.

Los creadores del portal de internet cultural urbano Hobnox, apuestan por reinventar internet como nuevo medio. En esta “revista” cultural, el contenido está seleccionado minuciosamente – los componentes sociales, aparte por favor -, y el formato está estructurado en canales de TV, en donde se pueden ver reportajes, conciertos, entrevistas, cortos y documentales. Todos ellos algo fríos, o será que la cultura urbana va de cool, pero seleccionado entre selecciones, y producido por artistas vanguardistas.

Hace mérito a los orígenes del equipo creador, con larga experiencia en compañías que antaño lideraron esta cultura urbana como MTV, grupos mediáticos alemanes y americanos, y artistas de vanguardia. Además de entender internet como medio, lo dan forma, buena prueba son las herramientas web que ponen a disposición de artistas, las Noxtools, para realizar mezclas de audio DJ audio, y para retransmitir tu programa cultural sin moverte desde casa. Y por supuesto, puedes formar parte de Hobnox, subir tus cortos, tus mezclas, fotos, o simplemente participar en la comunidad y nutrirte de la selección que más te guste.

Personalmente, he descubierto en su canal SLY FI al grupo de jazz The Cinematic Orchestra, que me ha supuesto un viaje por la música bastante flipante, como hacía tiempo que no escuchaba, porque antes de internet, me era más difícil acercarme a un género tan experimental y lleno de vitalidad. Pocos programas de radio o TV otorgaban tiempo a un arte con audiencias tan reducidas. Pero veo que tengo mucho que ver en Hobnox, incluyendo sesiones guapas de DJ, o grupos de Indie, de los de verdad.

Enchufarte a ver uno de sus canales es una verdadera pasada, sobretodo si consigues no acordarte de tu sofá mientras resistes en la incómoda silla del ordenador

Nota: De momento, Hobnox permanece en Beta cerrada, yo estoy en la cola.