Archivo mensual: septiembre 2007

Estos chicos nunca descansan

127

Muchas veces me ronda por la cabeza la idea de que Radio Futura vuelva a reunirse en un escenario. Es un movimiento al que se han apuntado muchos grupos legendarios, como recientemente The Police, o Led Zeppelin.

Que se convierta en una realidad o no – yo creo que picarán -, nos puede dar casi igual porque los Auserón y Sierra son culos inquietos, que no se pueden evitar dar rienda suelta a su vena artística. Así, Santiago Auserón continua explorando nuevos estilos de jazz en sus canciones, de la mano de La Huella Sonora – por cierto Huella, ¿cuándo estrenaréis el sitio web? ¡os está llevando meses! -, y tras haber sacado todo el jugo a la música cubana.

Enrique Sierra nos ofrece ahora un nuevo portal para todo tipo de artistas, ya sean del directo, o pintores y escultores “de galería”. Se llama 127.es. Al insertar tus obras, estás licienciando tu obra bajo Creative Commons, de tal manera que tanto clientes como artistas pueden descargarlas a placer, éstas circularán siempre por la red haciendo mención a su autor o creador. Los artistas se beneficiarán de los ingresos generados por la publicidad, y de compartir sus obras, como por ejemplo, buscar una foto para la imagen de tu grupo musical.

Esta noticia la he leído en Publico, gracias a un link que me ha pasado Chema Lara via Twitter. En los comentarios de la noticia, los lectores critican 127 por crear bastantes dificultades para registrarse, y otros lo comparan con Artelista, del que opinan que tiene mejor interfaz, más funcionalidades propias de redes sociales, y que está especializado en artes plásticas.

Me encantan este tipo de iniciativas, y espero poder utilizarlos para consumir arte online. Es decir, conocer a artistas que me gusten, y poder hacerles encargos, claro que para eso €€€€€, y habrá que esperar.

Que 127.es base su modelo de negocio en publicidad, es arriesgado. Para que esto funcione, se necesita mucho tráfico, y el arte por sí solo no atrae masas. Más bien lo hace el arte enlatado o el arte que representa “algo”, ya sean tendencias, culturas, etc. Y, si quieres basar tu modelo de ingresos solamente en la publicidad, hay que asegurarse no rechazar al usuario mediante un registro o interfaz incómodos.

Me ha chocado que Enrique Sierra no disponga de un blog personal, pues si lanzas un portal, debes hablar el mimso idioma. A ver si convencemos a estos pedazo de artistas para que entren en la conversación de internet.

Actualización 17/10/07: he estado echando un primer vistazo y, aunque me da pena decirlo, la usabilidad del portal como usuario (no artista) me ha defraudado por las siguientes razones:

– el email de confirmación me ha llegado 15min tarde, cuando en la mayoría de los portales, este proceso es instantáneo

– poco contenido. Casi todo audio (artistas del estilo de su creador, por cierto), nada de software, y apenas imágenes y texto colgados

– he intentado acceder a los textos del usuario Bird. Imposible visualizarlos (sí las fotos). El intefaz me ha parecido francamente confuso, no se sabe si están en pdf, si es que no funciona en firefox, o si no hay contenido que descargar.

– no me autentica. A pesar de haberme reconocido mi nombre de usuario, me ha colocado un avatar (una foto) que no era el que yo había cargado. A los 5min me ha vuelto a desautenticar, y ya no he vuelto a conseguir autenticarme de nuevo. No te autenticas, significa que no puedes descargarte nada.

En líneas generales, 127.es echa en falta una versión ß cerrada, así como un primer análisis de usabilidad, para que los que hagan alguna intentona, no salgan chirriando. Yo, de momento, no he podido disfrutar del beneficio.

—————-
Cuando escribía esto, escuchaba: Juan Perro – El mestizo
via FoxyTunes

Technorati icon Technorati Tags: , ,

Anuncios

Barry Gould no bloguea

Barry Gould

El último fin de semana gozamos en Düsseldorf del veranito de San Miguel. La cuenca del Rhein – Ruhr presume de ser la más mediterranea de toda Alemania, y ésto se manifiesta en pasión por la vida en la calle, especialmente en las orillas del Rhin. En el río, frente al Burgplatz, suelen actuar malabaristas, clowns, etc. -, y en esta ocasión disfruté de Barry Gould. – ¿Alguien me puede decir el nombre genérico que define este tipo de actuación? –

 

El humor alemán es comedido, y ausente de ironía por lo que yo he podido conocer hasta el momento. Esto no es freno para este americano afincado en Colonia (Köln), que ofrece un show tan ácido y gracioso, que consigue eclipsar los juegos malabares.

Me acerqué a él y le pedí una tarjeta, iba preparado el colega: “I love expensive parties” – la frase que acompañó la entrega de su promoción – “I never hesitated about that” – le contesté -. Barry Gould es altamente recomendable para moderación o animación de un evento, pues su ingenio esbozaría sonrisas hasta en el más alto ejecutivo de empresa, incluso de Alemania. Por desgracia, no habla español, y él comenta en su web. All shows can be performed in amazing English, passable German, survivable Dutch, frightful French or any combination of these lovely languages.

Si bien está preparado para la promoción callejera, no puedo decir lo mismo de la promoción online. Su página es estática. Eso puede ser hasta útil, pero nunca mientras sus contenidos carezcan de presencia en redes sociales dinámicas, como Youtube, Flickr, o alguna red de blogs, que contribuyan a la difusión de su web, y por tanto de su oferta.

Unos buenos consejos para que un artista logre promocionarse con efectividad en la web.

– Monta un blog. Es una nueva manera de trabajar con la que te beneficias por su valor de diario, y por tanto de una documentación viviente de tus actividades y divagaciones, de su capacidad de difusión, de aprender de otros, conocer a más profesionales del sector, y ser referencia para aquellos quienes necesitan de tus conocimientos para progresar. Recomiendo utilizar WordPress.

– Comenta en otros blogs. Es la manera de difundir la existencia de tu blog, y por tanto de ti.

– Coloca tu contenido en las redes sociales pertinentes, Youtube para vídeos, Podomatic para audio, Flickr para fotos, 111870 para lugares de ocio (y la que yo estoy construyendo específica para el directo, pero habrá que aguantar un poquito.

– Puedes probar a Twittear. Al principio produce un poco de shock, pero luego engancha y, si eres profesional del humor o sencillamente ingenioso, incluso nos harás la vida más amable para Twitteros como yo. Xurde es un buen ejemplo de Twittero ingenioso.

– Comienza a utilizar agregadores de feeds, para manejar tus suscripciones a otros blogs con facilidad, y seguirlos desde una simple pantalla. Puedes usar Bloglines, Netvibes o Google Reader. A mí Netvibes es el que me resulta más cómodo.

Adelante, esto engancha.

Entertainers

No soy músico profesional. Lo probé tiempo atrás, cuando mis habilidades musicales aún tenían recorrido hasta dar el pego. Pero no podía esperar toda la vida para perfeccionar el dominio de mi instrumento y me lancé. Salí de ahí a patadas, bien es verdad que comencé con El Bicho – su influencia flamenca jazz, la importé yo al grupo prestando CDs de Jorge Pardo y otros Jóvenes Flamencos de la época-, tocamos en El Retiro y El Rastro, pero perdí la fé en el proyecto antes de que nadie se fijara en nosotros, y opté por estudiar un Master en su lugar. No sabía si hacía bien o mal. Meses más tarde me encontré con Miguel Angel y Víctor, y me comentaron que Paco Ortega se había interesado por ellos. Confieso que se me cayó la baba.

Víctor Iniesta y Miguel Angel Campbello, de El Bicho, siempre han sido un ejemplo de pura energía, y pasión para el directo. Fue la determinación de éstos que lanzó a El Bicho al estrellato. “Lo único que queremos es pasárnoslo bien en el escenario”, me decía Víctor una vez que me lo encontré practicando la guitarra en el bar La Escondía, en La Latina. También me confesó que del todo ruido mediático que El Bicho había causado, poco se convería en dinerito para el bolsillo, “no vemos nada”, me decía “pero nos da igual, porque lo que nosotros queremos es tocar”.

Parece claro que a El Bicho le divierte el directo. Es más, apenas tienen conciencia de vender discos.

Recientemente, Enrique Dans ha creado polémica alrededor del papel del artista por la nueva imposición los canones digitales, con los que Javier Capitán tampoco parece estar muy contento – me neither -. Todo es culpa del modelo de negocio de cobro de derechos de autor, más conocido por la sociedad que lo practica, la SGAE.

Y yo mientras tanto me pregunto qué es lo que quieren los artistas. Es sobradamente conocida la expresión “mamá, de mayor quiero ser cantante“, y sin embargo nunca he oído a un niño decir “mamá, de mayor quiero vender discos”. La blogoesfera está plagada de comentarios acerca de la SGAE, de blogueros expertos en la industria musical o tecnológica, de consumidores hambrientos de ocio más competitivo y mejor…

Pero pocos artistas se pronuncian al respecto. Yo, como músico, lo único que quiero es actuar y tal vez grabar algún disco. Si tú eres artista del directo, ¿qué es lo que esperas de tu profesión? ¿Más grabaciones? ¿Más directos? ¿Realizar trabajos para empresas a la vez que particulares? Y por mucho que nos guste nuestro oficio, al final se trata de trabajo.

Quiero aprender a tocar el saxo

Saxo

Hoy, mi amigo Juan Gamba, me escribía un email preguntándome consejos para aprender a tocar el saxo. Me ha sorprendido, no sólo en lo personal, sino porque a mí me parece una idea de locos, aun consciente de ahogar ilusiones diciendo esto.

Como diría Leopoldo, la razón estriba en:

– Un instrumento musical es muy esclavo. Si la disciplina de hacer footing todos los días nos cansa, pues esto no va a ser menos. Todos los días, sí, y los primeros años, sonará como una bocina, es decir, poco gratificante. Echémosle como poco 3 años para que suene a algo (salvo honrosas excepciones)

– La recompensa llega tarde. Se tarda mucho en formar un sonido bonito cuando se trata de un instrumento de viento. Esto no es una guitarra, que a los 14 años de edad, con un acorde en La menor, y otro en Do mayor, era suficiente para ligarte a alguna chiquilla, y que pareciese sonar a una canción de pop decente.

– Un viento es unísono. Unísono quiere decir que estás solo, y que tus meteduras de pata no se pueden disfrazar, como por ejemplo en la guitarra eléctrica. Además, el saxo sin acompañamiento, puede saber como lechuga sin aderezo.

– Un instrumento musical no es más que el ejecutor que la música que llevamos dentro. O, lo que es lo mismo, sólo podremos tocar lo que sabemos cantar. Es decir, que aprender a tocar un instrumento sin saber cantar (ojo, no es obligatorio tener una bonita voz) es como querer escribir sin tener nada que contar.

– Saber cantar lleva tiempo. Puedes aprender esto primero, y luego lanzarte a la aventura de tocar un instrumento.

– La música es un 80% ritmo, y probablemente me quedo corto. El ritmo lo puedes practicar en casa, y también antes de realizar la costosa inversión de comprar el instrumento.

Dicho esto, los consejos para aprender a tocar un instrumento serían:

– Aprende las canciones que más te gusten, las más sencillas. Aprende a cantarlas, grábate y escúchate. Primero con su acompañamiento, y luego tú solo (con esto comprobarás que efectivamente eres capaz de llevar el ritmo)

– Usa el intermitente como metrónomo cuando estés en un atasco. Trata de dar palmas a la vez que él, y luego a la contra, luego tríos, luego cuatros, etc.

– No está de más que mientras tanto, vayas aprendiendo la técnica del instrumento, pues estarás avanzando en algo muy costoso. Pero nunca toques sin saber cantar ni llevar el ritmo!

– Clases de harmonía de jazz funcionan, te ayudan a aprender lo esencial de todo lo que no es ritmo: modos, escalas, y harmonía. En resumen, tensión y distensión, que, como en los relatos, es en lo que consiste la música.

– Escucha TODO tipo de música. Toda ella está relacionada, pero esto lo dejo para un futuro post…

Cómo licenciar tu música

Logo Creative Commons

No tengo experiencia en este tema, pues no soy autor de ninguna canción y por tanto no sé qué cuantías percibe el autor al registrar las obras en la SGAE, ni cuántos ejemplares hay que vender, distribuir por radio, o “permitir” que versione un grupo en un determinado concierto, para que éstos ingresos logren engordar la cuenta corriente del autor.Lo que sí que sé es que Juni, del Combolinga no se ha hecho millonario con su tema Arroz Pegao, que Miguel y Victor, de El Bicho, siguen viviendo a los mismos niveles de siempre, y que mi antiguo grupo, Superagente 86, con los ingresos de una tirada de 1,000 ejemplares (casi todos vendidos) de nuestro disco, no nos hemos comprado ni unos pantalones – por cierto que ofrecer las canciones gratis en last.fm tampoco nos ha hecho famosos -. Si me apuras, El Duende jamás registró Las muñecas de FAMOSA se dirigen al portal, pero ciertamente, su creación le ha valido para promocionar su carrera profesional.

Imagino que Prince, Michael Jackson, y otras muchas super estrellas tienen una opinión diferente a la que expongo.

Por tanto cabe cuestionar el servicio que dan sociedades como la SGAE a los autores que no son mundialmente famosos, e invito a contemplar otra posibilidad.

En Holanda, la sociedad equivalente a la SGAE, Buma/Stemra ha llegado a un acuerdo de colaboración pionero con Creative Commons, una entidad online promotora del Copyleft. Podéis leer más en esta entrada del blog de Jamendo.

Básicamente, al registrar tu obra via Copyleft, Creative Commons te garantiza que tú (el autor) siempre seas reconocido como tal – hay variedad de licencias, para adaptarse a las necesidades del autor, por ejemplo permitir modificaciones a la obra musical original pero manteniendo el reconocimiento como autor original, más sobre esto en el apartado de licencias -.

Las licencias de Creative Commons no aportan beneficios económicos directos al autor, pero garantizan que tu reconocimiento circule por la red, es decir; garantiza la PROMOCIÓN del AUTOR. Los beneficios económicos vendrán después, cuando consigas más conciertos, colaboraciones, o vete tú a saber.

Las licencias de Creative Commons aprovechan la realidad de internet, al aceptar que es imposible imponer aranceles a la libre circulación de contenidos digitales.

En fin, que si componiendo canciones no vas a salir de pobre, tal vez te salga más rentable licenciar tu música con Creative Commons, y por lo menos asegurar que tu obra está asociada a ti. Quién sabe, tal vez un día caiga en el iPod de Marta Sánchez, la quiera versionear y, además de actuar con una maciza, pues das el salto a la fama… nunca me pareció que ser músico fuera cosa fácil.

—————-
Cuando escribía esto, escuchaba: El Bicho – De Los Malos
via FoxyTunes

Technorati icon Technorati Tags: , , ,

Promoción de artistas en internet

Leo Bob Lefsetz’s “letter” – él prefiere evitar el debate en sus publicaciones, y por tanto omite el nombre de blog – desde hace algún tiempo. Él lleva publicando desde más de dos décadas, cuando todavía no teníamos internet. Bob es músico y profesional de la industria, y un fiel creedor de que las tecnologías del Siglo XXI volverán a colocar el talento en las listas de ventas discográficas.

Regularmente, publica un post que es un copia y pega de algún email que le han enviado. En este caso, se habla del éxito promocional de Andy Mckee mediante este vídeo que ha tenido más de 7 millones de visualizaciones, y gozado de estar entre los 5 temas más vendidos de iTunes store.

En fin, otro ejemplo de promoción musical desde la nada via Youtube. Imagino que de aquí a algún tiempo, Youtube estará saturado de artistas, y que triunfar por el simple hecho de estar ahí, volverá a ser una rareza. De hecho, no me sorprendió tanto el éxito de Andy al comprobar que era guitarrista. Enseguida me ha hecho rememorar la fama de Paco de Lucía sin que la audiencia sepa de flamenco, o de John McLaughlin sin que nadie sepamos de música hindú o jazz. Siempre pensé que esto se debe a que la guitarra es un instrumento con bajas barreras de entrada para comenzar a tocar – un instrumento de viento no es agradecido hasta los primeros 5 años de estudio -, y del que por lo tanto mucha gente tiene cierto conocimiento, con lo que les es más fácil apreciar la genialidad de los grandes guitarristas.

El sello que promociona a Andy McKee es CandyRat. Todos los músicos que promociona son guitarristas y tienen presencia sólida en internet, con vídeos de youtube grabados por el artista en su dormitorio o en pequeñas actuaciones.

Dejo este vídeo de muestra, un dueto de Pedro Tagliani con un saxofonista.

Si haces una búsqueda de cualquiera de estos artistas por Google Blog Search, es fácil comprobar que la omnipresencia de todos estos artistas en internet. Estar en internet no es estar en Myspace o tener un web site personal, es estar activo, formar parte del boca a boca, ser esa patata caliente que va pasando de mano en mano.

El talento no será el único factor decisivo para triunfar como músico. La comunicación también juega un papel primordial, y el internet será el soporte básico. Como músico, recomiendo a los colegas que consideren seriamente formar parte de la red, y dominar este medio de comunicación: crea un blog (como por ejemplo Chema Lara), cuenta en Twitter (tal vez así te mencionen prestigiosos bloggers como Edans o Javier Capitán), sube tus vídeos a Youtube, publica tus conciertos en Nvivo, y utiliza la herramienta de difusión de canciones que más se adecúe a tus necesidades. Myspace por sí solo, no te puede garantizar nada. La única garantía para una presencia notorioa en la web es la constancia de la comunicación, y la fragüa de interacción con tus fans.

Technorati icon Technorati Tags: , ,

—————-
Cuando escribía esto, escuchaba: The Skatalites – Oh Baby
via FoxyTunes