Archivo de la etiqueta: Imeem

Lego musical

La música, además de bella, es abundante. Son millones y millones los que, bien profesionalmente, bien por mera afición, suben contenido a la red para compartir sus canciones con sus fans.

Al fan se le plantea el problema que es poder digerir tal cantidad de música, seleccionar y finalmente consumirla. Esto último es lo que desean todos los que se ganan el pan con este arte, que el fan consuma para así poder seguir trabajando tranquilamente en otros proyectos. Este problema, es la clave a tratar si se trata de una musical.

Las librerías de iTunes de un joven iPodizado ascienden a figuras de hasta 50,000 canciones que el pobre iPodizado no sabrá consumir. Gestionar la abundancia de esta oferta es por tanto la clave para tener éxito en el nuevo panorama musical, pero muchos, como Lala music, no saben entenderlo. La mayoría de portales que ofrecen descargas de mp3 todavía se creen que un mayor catálogo musical, o el hecho de que el fan se sienta propietario de sus canciones, son las motivaciones por las que el fan les elegirá.

El fan quiere disfrutar, y cada fan es diferente. O, mejor dicho, dentro de un fan hay muchos fans. En ocasiones, nos reducimos a la simpleza de querer escuchar la canción del verano, pero en horarios más íntimos, tal vez queremos explorar nueva música, cambiar a la música clásica, o que nos hagan una buena recomendación, sin más. La larga cola, fácil de explicar, difícil de satisfacerla.

De la mano de Zune, MySpace está contemplando la posibilidad de incentivar a artistas Indie. Los fans de esta música tienen perfiles que encajan divinamente con los del consumidor tipo de internet. Zune quiere robar usuarios a iTunes, y cree que una alianza con MySpace bajo esta iniciativa le reportaría los resultados deseados. Si MySpace ya se había atado las manos con los acuerdos llevados a cabo con las principales discográficas, proceder con este tipo de prácticas lo reduciría a ese público objetivo. No nos engañemos artistas, MySpace vela desde hace mucho tiempo por sus inversores, no por la promoción musical.

El fan tiene la máxima palabra para dictar qué servicio streaming o de descargas musical resultará exitoso. Decide con sólo un click, no le puedes encerrar. El fan quiere horteradas, quiere heavy metal, quiere cantautores, quiere Ska, quiere jazz… quiere buenas recomendaciones, quiere música actual, por qué no de los 80, de otro siglo, de otro país, de otra región, del concierto que asistió anoche, quiere que no le des la brasa con publicidad, … Y el famoso CD cede el papel de protagonista para ser equivalente a una pieza de Lego en una gran nave espacial, castillo, o ciudad virtual. El Tren Espacial de Lego que los RRMM dispusieron en mi zapato allá por mis 10 añitos era mi objeto de deseo, no las piezas que lo constituían.

La excitación que recorría el cuerpo de todo aquel que antaño se adentraba a una tienda de discos ya no vendrá dictada por la acción de buscar, encontrar, y comprar. Internet otorgará el éxito a todo aquel que acierte en nuevas maneras de volver loco a los fans, seguramente de una manera diferente a lo conocido hasta ahora, y ciertamente gestionando un catálogo musical que es ya demasiado grande para digestión de las pocas neuronas de un servidor, declarado amante de la música, o sea fan.

iTunes, Amazon mp3, eMusic, Imeem, y un largo etcétera. Tú eliges dónde poner tu disco a la venta, y también dónde el fan pasará un mejor rato descubriendo y disfrutando música.

Anuncios

Veo veo pirateo

(Foto de Drakhart)

Barco pirata

Hoy he pasado por la triste experiencia de desear un LP con locura, y no poder comprármelo en ningún sitio web. Se trataba de Las Damas Primero de Javier Ruibal, escuchado en la emisora de last.fm de Tuco Requena, que por cierto, me ha encantado.

Conforme la he escuchado, he pinchado con el corazón en un puño rogando poder encontrar una selección razonable de servicios en donde poder descargármelo rápidamente. La manera más cómoda de llevar esta tarea aparentemente simple hasta su fin, consistía en enlaces desde las páginas de Javier Ruibal de MySpace, Last.fm, o iLike, que redireccionaban a muestras de CDs de Amazon de precios que no apetecían mucho a las doce de la noche. Javier Ruibal es una joya, sigo adelante y… para realizar mi pedido, me encuentro con que me tengo que autenticar con unos credenciales de los que ni me acuerdo, ni me apetece introducir en este momento acompañado de la música de Ruibal. Luego, introduce tu tarjeta de crédito y un largo etcétera… Busco el álbum en Imeem, pero me avisan de que sólo prestan sus servicios en EEUU. Mierda.

Total: sí, existen muchos sitios para bucear por música en internet, ¿ y sitios para realizar una compra cómoda, o incluso apetecible? Pues no, no puedes completar la operación de comprar música cómodamente. Lo mejor que tenemos es la tienda de iTunes, un clavo a 0,99€ por canción, para escuchar en un iPod que me ha petado ya dos veces, y que cuesta un riñón. Vaya oportunismo el de Apple. Visto el panorama de ineptos, como las discográficas, quienes no dejan de lamentarse de su caída en ventas sin hacer nada al respecto sino condenar, multar y encarcelar a quienes están deseosos de escuchar a sus ídolos, Apple se permite el lujo de vender en el formato iTunes, auténticamente esclavo y poco apto para compartir lo que me gusta con mis amigos. Encima es caro dadas las condiciones que ofrecen (escucharlo en tu ipod que te ha petado ya dos veces, y costado la broma 500€) .

Si escribiera hoy la carta a su majestad los Reyes Magos, les diría:

queridos Reyes Magos, como he sido muy bueno, y realmente lo que más disfruto es la música, me gustaría pedirles una suscripción de 1 año a un portal de música en el que me lo pueda pasar pipa sin que me atraquen. Quiero navegar por él, de artista en artista y usuario en usuario, ver cuñas de sus conciertos, entrevistas, blogs, fotos, que me recomienden mis amigos, poder comprar canciones a un precio asequible, LPs también. El precio de las canciones, que sea el justo para que en su lugar me de pereza irme a una red p2p a descargarme sus mp3 de manera ilegal. Es que verán sus majestades, un mp3 está bien, me permite escuchar lo que quiero, pero me gusta también ver la portada de un álbum, las historias detrás del mismo, conocer los músicos que han contribuido en esos temazos, y también otros trabajos que han hecho con otros artistas. Es que hasta ahora, he pedido siempre música a los reyes de mi madrina y pobre, a veces acierta, pero en otras ocasiones le lía el dependiente de El Corte Inglés, que realmente entiende de gimnasios y está currando vendiendo discos porque le enchufó su primo y necesita reunir unos euros para comprarse la máquina de correr.

Me gustaría también poder tener una fonoteca virtual, mía, en la que yo me ordene las canciones para fiestas, o pueda hacer una selección y regalársela a mis colegas ¡Ah! y que se enrollen con descuentos si yo me enrollo y recomiendo los artistas que me molan, o sea, les promociono. Tengo muchos amigos a los que tradicionalmente corrompo con la piratería (no me traigáis carbón por ello): les grabo CDs, y les enseño nuevos artistas, con verdadera malicia.

Con esto, RRMM, me despido. Creo que no me podrán traer este regalo, porque simplemente no existe, la RIAA, SGAE, gobiernos de Francia y Reino Unido son presionados por las discográficas para que extinguir o limitar las iniciativas tecnológicas que nos llevarían hasta él.

A falta de este pan… por lo menos arreglen este mundo, que está fatal, y los debates electorales están para otras cosas.

Imeem compra Snocap y Anywhere.fm

Imeem page

Como Imeem no es empresa que cotice en bolsa, no ha desvelado la cuantía de estas recientes adquisiciones.

Imeem es una comunidad de usuarios, cuya conversación generada gira alrededor de archivos de música, fotos y vídeos que ellos publican. Los archivos de música pueden ser publicados en playlists que se crean y comparten, un método la mar de chulo para descubrir música: si encuentras a aficionados que saben crear buenas playlists, en las cuales a lo mejor conoces un artista o dos, y el creador sabe completar bien la playlist, es una experiencia la mar de agradable para melómanos. El no va más sería que artistas y DJs también publicaran playlists, y estas recopilaciones pudieran ser adquiridas a un precio razonable. Que esta nueva forma de vender música a través de sus propios usuarios no nos sorprenda, porque puede funcionar muy bien si se hace bien. Además, Imeem mantiene una buena relación con los sellos discográficos que más ventas generan, y otros independientes. Ni el directo, ni venta de tickets para conciertos ni merchandising, Imeem están centrados en vender música, y publicidad.

Snocap lleva tiempo dando un servicio a Imeem para contabilizar el número de escuchas en streaming con el que se extraen los datos pertinentes para vender publicidad. Snocap cayó en crisis económica, e Ineem se ha visto obligado a comprarlo como activo imprescindible para su negocio.

Anywhere.fm es otra comunidad de melómanos. Permite subir tu música, y tus playlists, para más tarde poder escucharlas desde cualquier ordenador. De esta manera el usuario tiene garantizado un acceso flexible a su música, y un backup o copia de seguirdad para toda la vida, e independiente de tu PC, disco duro, o CDs. Por supuesto, se puede compartir la música con el resto de usuarios de Anywhere.fm

Las compras de Imeem son una buena decisión para abrirse camino en esta industria musical tan mamonizada y corta de inspiración. Podríamos decir que Last.fm y iLike.com eran sólidos líderes en su área, pero resulta que según Alexa, Imeem es un claro líder si hablamos de tráfico de usuarios. Además tiene tendencia alcista, y ya que supera en más de 5 veces a iLike, y dobla a last.fm, ambos estancados en los mismos números desde hace unos meses.