Archivo de la etiqueta: ilike

Veo veo pirateo

(Foto de Drakhart)

Barco pirata

Hoy he pasado por la triste experiencia de desear un LP con locura, y no poder comprármelo en ningún sitio web. Se trataba de Las Damas Primero de Javier Ruibal, escuchado en la emisora de last.fm de Tuco Requena, que por cierto, me ha encantado.

Conforme la he escuchado, he pinchado con el corazón en un puño rogando poder encontrar una selección razonable de servicios en donde poder descargármelo rápidamente. La manera más cómoda de llevar esta tarea aparentemente simple hasta su fin, consistía en enlaces desde las páginas de Javier Ruibal de MySpace, Last.fm, o iLike, que redireccionaban a muestras de CDs de Amazon de precios que no apetecían mucho a las doce de la noche. Javier Ruibal es una joya, sigo adelante y… para realizar mi pedido, me encuentro con que me tengo que autenticar con unos credenciales de los que ni me acuerdo, ni me apetece introducir en este momento acompañado de la música de Ruibal. Luego, introduce tu tarjeta de crédito y un largo etcétera… Busco el álbum en Imeem, pero me avisan de que sólo prestan sus servicios en EEUU. Mierda.

Total: sí, existen muchos sitios para bucear por música en internet, ¿ y sitios para realizar una compra cómoda, o incluso apetecible? Pues no, no puedes completar la operación de comprar música cómodamente. Lo mejor que tenemos es la tienda de iTunes, un clavo a 0,99€ por canción, para escuchar en un iPod que me ha petado ya dos veces, y que cuesta un riñón. Vaya oportunismo el de Apple. Visto el panorama de ineptos, como las discográficas, quienes no dejan de lamentarse de su caída en ventas sin hacer nada al respecto sino condenar, multar y encarcelar a quienes están deseosos de escuchar a sus ídolos, Apple se permite el lujo de vender en el formato iTunes, auténticamente esclavo y poco apto para compartir lo que me gusta con mis amigos. Encima es caro dadas las condiciones que ofrecen (escucharlo en tu ipod que te ha petado ya dos veces, y costado la broma 500€) .

Si escribiera hoy la carta a su majestad los Reyes Magos, les diría:

queridos Reyes Magos, como he sido muy bueno, y realmente lo que más disfruto es la música, me gustaría pedirles una suscripción de 1 año a un portal de música en el que me lo pueda pasar pipa sin que me atraquen. Quiero navegar por él, de artista en artista y usuario en usuario, ver cuñas de sus conciertos, entrevistas, blogs, fotos, que me recomienden mis amigos, poder comprar canciones a un precio asequible, LPs también. El precio de las canciones, que sea el justo para que en su lugar me de pereza irme a una red p2p a descargarme sus mp3 de manera ilegal. Es que verán sus majestades, un mp3 está bien, me permite escuchar lo que quiero, pero me gusta también ver la portada de un álbum, las historias detrás del mismo, conocer los músicos que han contribuido en esos temazos, y también otros trabajos que han hecho con otros artistas. Es que hasta ahora, he pedido siempre música a los reyes de mi madrina y pobre, a veces acierta, pero en otras ocasiones le lía el dependiente de El Corte Inglés, que realmente entiende de gimnasios y está currando vendiendo discos porque le enchufó su primo y necesita reunir unos euros para comprarse la máquina de correr.

Me gustaría también poder tener una fonoteca virtual, mía, en la que yo me ordene las canciones para fiestas, o pueda hacer una selección y regalársela a mis colegas ¡Ah! y que se enrollen con descuentos si yo me enrollo y recomiendo los artistas que me molan, o sea, les promociono. Tengo muchos amigos a los que tradicionalmente corrompo con la piratería (no me traigáis carbón por ello): les grabo CDs, y les enseño nuevos artistas, con verdadera malicia.

Con esto, RRMM, me despido. Creo que no me podrán traer este regalo, porque simplemente no existe, la RIAA, SGAE, gobiernos de Francia y Reino Unido son presionados por las discográficas para que extinguir o limitar las iniciativas tecnológicas que nos llevarían hasta él.

A falta de este pan… por lo menos arreglen este mundo, que está fatal, y los debates electorales están para otras cosas.

Anuncios

El arte de OpenSocial

OpenSocial

La poblemática tras las consecuencias de la aparición de la nueva red social de Google Opensocial, está mejor analizada por otros profesionales del área, como Enrique Dans, o Carlos de Nvivo (esperamos tus comentarios, y un post al respecto en tu blog, si cabe). A primera vista, el artículo puede parecer tema objetivo de este blog, pues esDiferente se centra en los intereses de los artistas en la red. Vamos, que en realidad el impacto de Opensocial es a nivel de todo internet, la red social Facebook y, musicalmente hablando, iLike, mySpace, y Qloud.

MySpace es el portal mejor conocido para artistas de todo tipo. A pesar de ello, prácticamente no he oído artistas que, tras publicar su información en Myspace, haya expresado satisfacción rotunda como herramienta de difusión de su trabajo. Permite definir tu perfil, quién eres, y lo que haces, pero no optimiza en absoluto la difusión de ésta a tus fans.

iLike se centra sólo en músicos, y por lo que he podido observar, no tiene funcionalidades de promoción de artistas excepcionales a las de last.fm. Esto me tiene confundido, pues iLike es también propietaria del portal de promoción de músicos Garageband.com. Vaya redundancias más absurdas.

Las empresas que gestionan redes sociales del calibre de 15 millones de usuarios en el caso de iLike y last.fm, o 100 millones de MySpace, están más interesadas en heredar la distribución que hasta la fecha de hoy es monopolio de las discográficas. Realmente, la promoción y el bienestar de los artistas amateur, es un tema secundario para ellos.

iLike, Qloud y last.fm, deben una gran cantidad de sus usuarios, a la red social Facebook, quien se encarga de gestionar la difusión de la información musical recopilada en estos portales, en los 50 millones de usuarios de esta última.

Vaya lío.

Ahora, MySpace persigue el mismo objetivo con OpenSocial (Google), o viceversa. El blog muSick (en inglés) in the head lo explica con vídeos de los CEOs de iLike y Qloud. También comenta el esceptimismo de Tim O’Rilley, quien opina que este intento de Google por mantener a raya su principal amenaza emergente, Facebook, no está (técnicamente) bien planteado:

The audience member asked something about building applications that can remix data from the participating social networking platforms. Patrick’s answer was along the lines of: “No, you only have access to the data of the individual platform or application.”

This is SO wrong. And it shows a fundamental failure to understand two key principles of Web 2.0:

  • It’s the data, stupid. (Formerly “Data is the Intel Inside”)
  • Small pieces loosely joined.

No me queda espacio para desarrollar esta cita. Pero deduzco, que la creación de OpenSocial es a la desesperada, cegados por captar el mayor número de clientes (usuarios) a cualquier precio.

Queridos artistas, al nivel que nos afecta: ni last.fm, ni iLike, ni last.fm, ni MySpace jamás tendrán un verdadero interés por el artista amateur, y sí por el consumo de masas llamado Madonna, Prince, o lo que lo quiera ursé llamar, o sea, las discográficas. Pamplinas, y ya lo avanzaba Carlos en este post.