Pocos se lo hacen solo con un saxo, de Fela Kuti hasta Courtney Pine

Ha sido una gran sorpresa poner la cinta grabada de Yo Yo Kilili, rescatada de la buhardilla de mi mujer, con muchísimo cariño. Yo Yo Kilili fue una formación con la que descubrí la magia de la improvisación y la madre de toda música secular, la música africana. Fue hace diez años, cuando vivía en Edimburgo.

El repertorio consistía en piezas de Rabih Abou Khalil (Líbano), Ali Hassan Kuban (la castigada, Nubia), Radio Tarifa, Abdel Gadir Salim, y otros tantos artistas anónimos, y canciones tradicionales, rescatados de cintas vírgenes que guardaba con mimo envidiable el bajista, Dmitri Ussanov. El gutarrista, Philip Adie, diestro en el flamenco y en la improvisación, y el percusionista Guy, de Salsa Céltica (recomiendo pinchar en el enlace, tienen muy buenos vídeos), son los únicos que disponen un rastro online.

El saxo era la única voz del grupo, apoyado en tablas hindús, jembé, cajón y darbuka, bajo, laud y guitarra eléctrica. Era una frikada, melodías rítmicas con paso a la improvisación. En los tres primeros temas, me he escuchado con fuerza, lo que me ha recordado que sólo hace falta amar lo que tocas para llegar al público, y liarla :). Pero después… ay después. Las frases dejan de tener sentido, y ante la agonía sólo soplo con más fuerza y menos cabeza. Agonizo. Arrastro al grupo, y estaría mejor calladito. Sólo resurgiré en el último tema, un tema genial de Najat Aatabou.

Y es que yo no soy líder musical. Me encuentro cómodo de side man. Necesito tomar un respiro, dar de beber al Hommer que llevo dentro, y bajar a ver a mis colegas. Vamos, que soy más vaguete 🙂

Es importante saber dónde encajas. Para liderar un grupo hay que tener ciertas cualidades que no tenemos todos los músicos. Ejercer de líder, vacilando al público, dando el espacio que cada músico necesite, ser siempre el punto de retorno, abrir y cerrar las canciones con la misma diligencia.

Sólo en el jazz han abundado saxofonistas (en general, vientos) líderes musicales, a partir de la década de los 50, y no suelen brillar por tener chispa oral con el espectador, sino por su virtuasismo. Las estrellas saxofonistas que rompieron con la barrera del jazz, y alcanzaron otras audiencias, comenzaron a surgir a partir de los 70.

Fela Kuti

Fela Kuti (rey del Afro-Beat) fue el primero, y quizás el de más relevancia, pues su música estaba fundada en su denuncia social, resumida la máxima: Free Nigeria. Le costó la vida a su madre, y años de prisión a él. Arrastró masas. Mi canción favorita es la balada Trouble Sleep Yanga Wake Am.

Kenny G, abanderado por su saxo soprano, es de los pocos que ha conseguido posicionarse entre las masas como saxofonista solista de pop, y traspasar las fronteras de EEUU en esta modalidad.

Maceo Parker es un roady, capaz de poner cualquier sala en pie, a ritmo de su groove funky, we love you, formado en la antigua banda de James Brown, y ahora también abanderado saxofonista de Prince. Sin duda de mis favoritos.

Courtney Pine, pop/electro/jazz, llena las mayores salas del Reino Unido desde los 90. Un virtuoso pa flipar.

Candy Dulfer, saxofonista funky danesa, la apodan la Maceo Parker femenina, por similaridad de estilos. Más fría ella, pero vale la pena verla en directo.

King Curtis, funky, famoso por su Memphis Soul Stew, dejo vídeo.

Qué poquitos puedo contar. O no soy el único saxofonista que prefiere refugiarse tras el talento de otros líderes musicales, o es realmente difícil hacértelo solo con el saxo.

King Curtis & The Pimpkings, Memphis Soul Stew

 

Anuncios

11 Respuestas a “Pocos se lo hacen solo con un saxo, de Fela Kuti hasta Courtney Pine

  1. Yoyo Kilili. Great band that. Ahead of their time they were, and still are! One day the rest of westren civillisation will catch onto that vibe.

    The rest of the band members: Nic Moghabghab – Ud http://www.grapeofwrath.com/ , Mike Zolcar (an army of frenzied persian warriors in himself!) – Darbuka, The enigmatic but never forgotten Mike Black – Tabla, Andy Cooke – African Congas, Willie Moleson – Trap Drums and small potatos. http://www.myspace.com/willidrum

    Que tu no puedes liderar un grupo? Pues, eso es, vamos, rotundamente incierto, digamos mentira, para que entiendan los españoles!

    Lo bueno de ese grupo multi-culti era que no habia lider. Yoyo Kilili era un grupo de bailar. Musica improvisada y la gente bailando eso si ,es muy especial. Yo me recuerdo un par de noches in el Whistlebinkies en que la gente estaban reboteando contra las paredes! Yo creo que tenemos que hacer un “comeback”, pero ya!

    Saludos y un abrazo fuerte. philip

    Ps. sorry about my crap spanish, porque no te callas!

  2. Conocí a Kenny antes de que lo aburrieran e televisión con su silouhete o como se escriba y aúnque acabé odiándolo por ello, el saxo a pelo estuvo de moda una temporada .Conservo ese disco en conmemoración a las lloradas que me eché cuando me dejó mi novia jeje , ahora me río , pero las pasé p….. cuantos recuerdos te trae una canción .
    saludos

  3. Roman: Q disco es el que conservas? La verdad es que hicieron de él un meloso insoportable 🙂 Eso sí, controla que se las pela

    Phil, arriba Yo Yo Kilili! Los mejores! Cruzo los dedos pq haya un revival. No te cayes, ayudas a mi memoria, maaaadre mía

  4. Hola Juan , pues era el de Silhouette , uno de mis discos más desgastados , pero lo conocí antes de estar de moda , luego había un tal Her Alper, que no recuerdo si era Saxo, aunque la info de la época no era mucha, tambien anduve liado con un tál Her Alper ( no se si era saxo exactamente) y alguno más , Desde luego este post es un buen directorio para los poco iniciados , aunque un servidor, hoy no conozca más allá que el Saxo de LIsa Simpson 🙂

  5. Pingback: Jill Scott - Hate On Me (Quentin Harris-Funky House Americano) | Música

  6. S. Román, tengo ese álbum todavía en cinta, todo rosita. También fue de mis primeras incursiones en el saxo de jazz.

    Mi profe, Javier Iturralde, transcribía todos sus temas, y yo llegué a tocar el tema que le da nombre al álbum. Me dijo Javier que Kenny alucinaba con las transcripciones de él (las calcaba, tenía obsesión). Le llegó a regalar una boquilla Dukov #7.

    Efectivamente, tanta repetición de lo mismo, hizo que todos acabáramos hasta el gorro de Kenny G. De hecho, hace mucho que no se le ve el pelo.

  7. Pingback: Aprender a tocar el Saxo | Retro Música

  8. La verdad es que si , ya que salió mucho , – tál vez demasiado para mi gusto – en televisión , y eso que no había politonos , al final a mi como que ma da alergia la música comercial , es como si un tema dejara de ser sólo tuyo, aúnque parezca avaricioso pero es la sensación que tengo 😦

  9. Did that band not have a bass player? Surely, you can not be serious )))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s