Los límites de la folcsonomía

Folcsonom�a

(Foto de OceanFlynn, con algunos derechos reservados)

La folcsonomía es definida por wikipedia como un medio colaborativo por medio de etiquetas (tags) simples en un espacio de nombres llano, sin jerarquías ni relaciones de parentesco determinadas. En fin, para los que le suene a chino, folcsonomía se suele manifestar en una nube de etiquetas, tags, o palabras clave que nos facilitan la búsqueda de música, si hablamos de Last.fm, ilike, o Nvivo, de fotos si hablamos de Flickr, o de vídeos si hablamos de Youtube.

Ayer, a raiz de este post de Enrique Dans, conocí el blog de Fistfufayen (Ian Rogers). Ian ha adquirido cierta rimbombancia en la blogoesfera tras una presentación realizada en el Digital Music Forum – ojito al cartel de los asistentes – en la que de manera muy directa, critica las tonterías que la industria musical ha llevado a cabo en los últimos 8 años. Entiéndase por tontería dar la espalda al consumidor que ama la música, y derrochar la inversión en desarrollos absurdos como el DRM.

El análisis que Ian Rogers hace es bien sencillo, y creo que se resume con esta cita de su blog:

So we have media consumption experiences with no context (desktop media players) and an incredible, endless, emergent contextual experience where media consumption is a pain in the ass, illegal, or non-existent (the Web). FIX IT. Your fans are pouring their music-loving hearts into blogs, Wikipedia, etc and what tools have you given them to work with? Not much, unfortunately.

Como ejemplo para contextualizar la música, nos enlaza a este artículo de Business Week, en el que se resalta el papel fundamental que tiene la crítica de un prescriptor cualificado en la decisión de compra del consumido. ¿Compramos el mismo coche, a pesar de una opinión que nos pueda haber dado el gerente de nuestro taller de toda la vida? ¿compramos unos pantalones porque tenemos criterio, o porque se los hemos visto a nuestro primo, y “éste sí que sabe”, por tanto yo también me lo compro?

Joey Anuff ha materializado esta observación en Metacritic, un portal que busca críticas de ocio por todo internet, y las agrega. Todavía es demasiado anglosajón, en contenido e idioma, como para que nos sea útil a la mayoría de hispano hablantes. Ebay y Amazon llevan tiempo cuidando el tema de las críticas y prescriptores. Los usuarios cualifican a los colegas de la comunidad, y esa valoración se convierte en poder de prescripción y recomendación.

Discrepo de las redes sociales basadas 100% en folcsonomía por dos razones: 1) nunca es bueno abusar de una tecnología, pues tarde o temprano alguien la combinará con otra y conseguirá un mejor resultado que robe los clientes, es decir; no es una ventaja competitiva sostenible a largo plazo 2) la psicología humana necesita prescriptores, opiniones de referencia.

blv25

Enalces:

Metacritic

Anuncios

2 Respuestas a “Los límites de la folcsonomía

  1. Interesante artículo, Juan.

    Los prescriptores enfocados a Internet tienen un
    concepto más tribal que el prescriptor de otros canales como la TV. Y no sólo pretende ganarse la confianza del consumidor sino llegar a él y conocerle más. Esa es la cercanía e inmediatez que proporciona la red.

    Otro de los aspectos más importantes que creo hay que destacar es la credibilidad, puesto que ya es sabido que muchos de los comentarios en foros o blogs están amañados y orientados expresamente. La credibilidad la da el tiempo y una línea recta firme, constante, de rigor y buen trabajo. Y los comentarios amañados quedan automáticamente diluidos en la propia estadística cuando la gente “honesta” participa activamente, a pesar de que tengamos que leer más de veinte (cifra para algunos frontera con la huida).

    El tercer tema que quería comentarte está por desarrollarse en Internet, aunque ya empieza, y su reflejo creo es similar al de fuera de la red. Cuando conoces un grupo o cantante “desconocido” parece que eres más auténtico y estás en la onda, y de ello presumes con tus amigos. Si llegara a ser más conocido quizá dejara de gustarte 😦 ¿? Pero no ha de ser tan desconocido, tan desconocido como para que no puedas compartir que le conoces y le escuchas con alguien tan auténtico como tú. Es un suponer.
    En Internet hay mucha música desconocida y no por ello es más o menos cool. Escuchémosla y decidamos si nos gusta o no sin condicionantes, los prescriptores quizá reafirmen nuestra opinión o quizá no.

    Gracias por dejarme soltar la charla y un abrazo

    Ciao

    Chema Lara

    p:D Cuidado con comerte la rabia que es muy malo para la salud 😉

  2. Pingback: Rockola.fm, radio por internet sabor a Gramola « esDiferente.eu - internet y música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s